0

Cómo planificar las clases (1): la píldora de conocimientos.

Gapingvoid, licencia CC 

Primera de varias páginas en las que voy a ir exponiendo en voz alta, mis reflexiones y conclusiones para lograr una mayor eficacia en la trasmisión de conocimientos. En esta  entrada explico cómo presentar los contenidos teóricos para que sean fácilmente asimilables.



¿Cómo lograr la mayor eficacia en una sesión de clase?

Me refiero a cómo lograr que los alumnos aprendan más y/o mejor (aprendizajes duraderos).  Hay muchos factores que influyen en esto: el ambiente en clase (suele ser malo si la clase es muy numerosa o si hay alumnos conflictivos), la hora (demasiado pronto o demasiado tarde), la correcta organización de los contenidos, o el mayor o menor atractivo de las actividades. Por mi experiencia, puedo afirmar que una buena programación de la sesión, puede contrarrestar las influencias negativas de otros factores.

¿Cómo programar de modo más eficaz, la trasmisión de unos conocimientos a nuestros alumnos?

Con eficacia  me refiero a la forma lograr aprendizajes más duraderos, en el menos tiempo posible. Yo siempre había destacado la necesidad de proporcionar al alumno conceptos/vocabulario básico, como primer paso del aprendizaje. Es evidente que sin el vocabulario, es muy difícil pensar o hablar sobre eso de lo que trata el vocabulario, pero sólo con vocabulario no es suficiente, hace falta algo más. 

¿Cómo programé las sesiones de clase en un primer momento?

Empecé estructurando los contenidos a partir de conceptos clave, es decir, enumeraba una lista de vocabulario que los alumnos debían memorizar. A continuación, para explicar esos conceptos usaba grandes esquemas conceptuales que mostraba con ayuda de un proyector. Con frecuencia estos esquemas se integraban en  una presentación de diapositivas. Para facilitar la memorización, gamifiqué los contenidos con actividades de trivial de conocimientos o actividades interactivas. Sin embargo había cosas que no funcionaban, los resultados no eran satisfactorios. Pude comprobar que muchos  alumnos eran incapaces de aplicar las definiciones que habían memorizado, a contextos específicos. Estaba claro que mis explicaciones no eran asimiladas, a pesar del mucho tiempo que me ocupaban. Rápidamente entendí que el excesivo tiempo que dedicaba a las explicaciones, provocaba la desconexión de gran parte del alumnado.

¿Cómo intenté mejorar la eficacia de la programación en un primer momento?

Mi primera reacción, fue atribuir el problema en la falta de atractivo de mis explicaciones. Me puse a buscar formas para evitar que los alumnos desconecten de mis largas explicaciones. Tal y como se puede apreciar en este blog, he ido añadido a mis explicaciones elementos atractivos, como cortes audiovisuales, elementos interactivos, etc. La situación mejoró, pero no lo suficiente. Los exámenes me demostraban que no había relación entre el esfuerzo que yo invertía en las explicaciones, y los aprendizajes conseguidos.

¿Cómo he mejorado mi eficacia a partir de mi experiencia?

La experiencia anterior me demostró que si “decoras” tus explicaciones, alargas  la atención de los alumnos, pero eso no afecta demasiado a los resultados. Entonces cambié el planteamiento. El siguiente paso que di, fue acortar las explicaciones. De esta forma busqué un cierto equilibro en cada sesión, entre explicaciones teóricas y actividades prácticas de aplicación. Con esto sí que empecé a notar cambios significativos. Desde que busco el equilibrio entre explicación y aplicación, los resultados son mejores. Después de varios años siguiendo esta estrategia, tuve que ir adaptando los esquemas, las presentaciones de diapositivas y las actividades, a esta nueva organización. Al adaptar los esquemas, se me ocurrió la idea de la “píldora de conocimiento

¿Qué es una píldora de conocimiento?

Simplemente se trata de un pequeño esquema que relaciona términos claramente definidos. El sentido metafórico de píldora, es porque se trata de conocimientos muy fáciles de tomar/aprender, porque son muy pequeños/sencillos y porque incluye varios componentes unidos/conceptos relacionados.

Pongo un par de ejemplos:
https://docs.google.com/drawings/d/1xCYwyLBB_DZSz2ALDE043jyqARZu6t1xS9pUSa3Hbfk/pub?w=1440&h=683
Ir al tema de Hispania romana


Ir al tema de Geografía física.



A diferencia de la lista de vocabulario, que es una enumeración de conceptos aislados, la píldora de conocimientos, incluye varios conceptos relacionados en forma de esquema. Tal y como nos recomienda el modelo constructivista, las ideas se asimilan mejor si están interconectadas y estructuradas en un sistema. A lo que yo añado: si estas ideas interconectadas, son pocas, es más fácil de recordar.

A diferencia de los grandes esquemas que usaba antes, las píldoras son mini esquemas que incluyen muy pocos conceptos. Los grandes esquemas eran demasiado grandes para escribirlos en la pizarra y los proyectaba desde el ordenador,  ahora las píldoras se escriben fácilmente en la pizarra, no me limitan ya que no dependo de un soporte informático. Además, como son tan pequeñas, los alumnos pueden apuntarlos en su libreta simultáneamente y sin problemas. Incluso sin necesidad de contar con pizarra, al ser pequeños se pueden dictar.  Lo que hice en muchos casos, fue desmenuzar los grandes esquemas que ya tenía hecho, dividirlos creando varios pequeños. Aunque las píldoras se relacionan entre sí formando una sucesión lógica, funcionan de forma independiente.

Pongo ahora un ejemplo para ver la diferencia entre los esquemas que usaba antes, y los que uso ahora. Este esquema está sin simplificar, no es una píldora de conocimiento:



 

Para clase desmenucé el esquema anterior, y obtuve varias píldoras de conocimiento, por ejemplo esta se corresponde con la primera parte de la anterior:



Las ventajas de este sistema

Las píldoras de conocimiento no necesitan proyector audiovisual, se apuntan en la pizarra y los alumnos las copian en poco tiempo, son rápidas de explicar y de entender, y lo que es más importante, me permite pasar rápidamente a la parte práctica. Es decir, me permite trasladar antes el protagonismo a los alumnos.

Los miniesquemas en formato digital, se quedan en la web como material de apoyo para los alumnos que quieran repasar o corregir su esquema de la libreta.

Siguiente paso

Una vez que tengo claro (de momento) cómo presentar los contenidos, toca preguntarse ¿cómo y en qué momento hay que presentarlos a los alumnos? En la siguiente entrada hablaré de cómo secuencializar correctamente una sesión de clase, para integrar eficazmente la píldora de conocimiento en el proceso de aprendizaje.


Visita otra página de esta web:
Índice de contenidos
Tú también puedes participar sobre este tema con un comentario.  
Puedes recomendar o debatir sobre lo que he dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar, hacer sugerencias o por avisarme de algún error. Normas para comentar::
1. No respondo a preguntas que te haya hecho tu profesor. La ayuda que te ofrezco es este blog.
2. No se permiten comentarios inapropiados ni spam (publicidad) de sitios que no sean educativos, pero sí enlaces a webs o blogs que tengan contenidos relacionados con la temática de la entrada.
3. Sin errores gramaticales deliberados.
4. Usa un nombre para poder referirme a alguien en mi respuesta

Últimos comentarios

Escribe tu email y recibirás un aviso mensual con las novedades en Profesor de Historia, Geografía y Arte tanto los nuevos contenidos, como las ampliaciones de entradas antiguas.




               
Subir