0

Crisis del Antiguo régimen en España: Fernando VII

Crisis del Antiguo régimen en España (segunda parte). Desde finales del siglo XVIII, hasta inicios del XIX. Evolución política durante el reinado de Fernando VII. Los contenidos que aquí se desarrollan son contemporáneos al tema sobre la emancipación americana,van a continuación del tema de Carlos IV y la Guerra de Independencia y antes del tema sobre las regencias de María Isabel y Espartero y el tema sobre Isabel II. El vocabulario de este tema organizado en estándares de aprendizaje está en esta página y aquí puedes encontrar las imágenes decorativas con los protagonistas de este período. En la página principal de Historia de España puede encontrar enlaces a todos los temas. 


El reinado de Fernando VII (1814-1833)
  1. Tratado de Valençay y vuelta de Fernando VII
  2. Sexenio absolutista (1814-20)
  3. Trienio liberal (1820-23)
  4. Década Ominosa (1823-33)
  5. Triple crisis: fiscal, económica y política



Tratado de Valençay y vuelta de Fernando VII

Napoleón decide liberar a Fernando a cambio de su neutralidad y ambos firman el tratado de Valençay (diciembre 1813) ya que residía en el Castillo barroco-clasicista de Vanlencay. Fernando vuelve triunfante a España (marzo 1814), donde se le había apodado el deseado. Los diputados absolutistas (serviles) de las Cortes de Cádiz, dirigidos por Bernardo Mozo de Rosales, redactan el Manifiesto de los Persas, en donde solicitan al rey que reponga el absolutismo.  Su reinado tuvo tres etapas diferenciadas:

La monarquía absoluta... es una obra de la razón y de la inteligencia; está subordinada a la ley divina, a la justicia y las reglas fundamentales del Estado; fue establecida por derecho de conquista o por la sumisión voluntaria de los primeros hombres que eligieron a sus Reyes... Por esto ha sido necesario que el poder soberano fuese absoluto para prescribir a los súbditos todo lo que mira al interés común y obligar a la obediencia a los que se niegan a ella. El deseo medio que debemos pedir, trasladando al papel nuestros votos, y el de nuestras provincias es, con arreglo a las leyes, fueros, usos y costumbres de España... Que a este fin se proceda a celebrar Cortes con la solemnidad y en la forma en que se celebraron las antiguas... que se suspendan los efectos de la Constitución y decretos dictados en Cádiz y que las nuevas Cortes tomen en consideración su nulidad, su injusticia...

Manifiesto de los Persas. 12 de Abril de 1814

Declaro que mí real ánimo no es solamente no jurar ni acceder a dicha Constitución ni decreto alguno de las Cortes generales y extraordinarias y de las ordinarias actualmente abiertas, a saber, los que sean depresivos de los derechos y prerrogativas de mí Soberanía, establecidas por la Constitución y las leyes, en que de largo tiempo la Nación ha vivido, sino el de declarar aquella Constitución y tales decretos nulos y de ningún valor y efecto, ahora ni en tiempo alguno, como si no hubiesen pasado jamás tales actos y se quitasen del tiempo, y sin obligación en mis pueblos y súbditos de cualquier clase y condición a cumplirlos ni guardarlos.
Y como el que quisiese sostenerlos y contradijese esta mí real declaración (...) atentaría contra las prerrogativas de mi soberanía y felicidad de la Nación (...) declaro reo de lesa majestad a quien tal osare o intentare, y que como a tal, se le imponga la pena debida, ora lo ejecute de hecho, ora por escrito o de palabra, moviendo o incitando, o de cualquier modo (...) persuadiendo a que se observen y guarden dicha Constitución y decretos (...).
Y desde el día en que este mi decreto se publique y fuere comunicado al Presidente de las Cortes, que, actualmente se hallan abiertas cesen éstas en sus sesiones. 

Manifiesto de Valencia del 4 de mayo de 1814. Fernando VII.

Sexenio absolutista (1814-20)

Contexto internacional propicio con la Santa Alianza de países absolutistas.
    • El rey con el Decreto de Valencia (4 mayo 1814), disuelve las Cortes y anula toda su legislación liberal. Se vuelve al antiguo régimen (sistema polisinodial, gremios, Mesta, régimen señorial, los nobles no pagan impuestos). Incluso permite la vuelta de los jesuitas
    • Persecución a los líderes liberales que habían luchado contra los franceses. Muchos se exilian (segundo exilio). Hay algunos pronunciamientos de militares liberales que son controlados: Espoz y Mina en 1814, Díaz Porlier en 1815, Lacy en 1817. Se esconden en sociedades secretas masónicas
    • Emancipación americana. En América, las juntas que se habían mantenido leales a la junta central de Cádiz, reconocen a Fernando VII cuando vuelve (menos Argentina). Al reinstaurar el absolutismo, los criollos descontentos se sublevan iniciando movimientos secesionistas/independentistas y las de independencia o emancipación de América. Al no poder restablecerse el comercio con las colonias, se mantuvo el desequilibrio en la balanza comercial (se compraba más de lo que se vendía) y así era difícil mantener los gastos.
    • Al borde de la bancarrota, Fernando tuvo que buscar economistas no absolutista y nombró uno liberal para solucionar los graves problemas económicos, Fernando recurrió a un economista liberal, Martín de Garay. En 1817 propuso recorte de gastos, quita parcial de la deuda, y una reforma fiscal para pasar unos presupuestos modernos unificados, y el aumento de la recaudación poniendo impuestos a nobleza, provincias exentas, altos funcionarios y la Iglesia, además desamortización y venta de tierras del rey y la Iglesia. Los perjudicados consiguen su destitución al año siguiente.  Pese a esto, sus informes fueron la base de las futuras reformas fiscales: la de López Ballesteros (presupuesto unificado) y la de Mon-Santillán (simplificación de impuestos)
    (...) Declaro que mi Real ánimo es no solamente no jurar ni acceder a dicha Constitución ni a Decreto alguno de las Cortes generales y extraordinarias y de las ordinarias actualmente abiertas, a saber, los que sean depresivos de los derechos y prerrogativas de mi Soberanía establecidas por la Constitución las leyes en que largo tiempo la Nación ha vivido, sino el de declarar aquella Constitución y tales decretos nulos, de ningún valor ni efecto, ahora ni en tiempo alguno, como si no hubiera pasado jamás tales actos y se quitaran de en medio del tiempo, y sin obligación en mis pueblos y súbditos de cualquier clase de condición a cumplirlos ni a guardarlos.

    Decreto regio de 4 de mayo de 1814.

    Trienio liberal (1820-23)

    Empieza con el pronunciamiento de Riego. El teniente coronel Rafael de Riego se subleva el 1 de enero, en el pueblo sevillano de las Cabezas de San Juan, y se le unen las tropas que iban para América. Había una epidemia en la zona y los soldados, que habían sido reclutados a la fuerza, no se fiaban de las condiciones iban a embarcar. Aunque en un primer momento no tiene mucho seguimiento (la mayoría de los reclutas vuelven a sus casas), se crean juntas liberales en varias ciudades y el ejército que envía el monarca, también se une a Riego. Hay un contexto internacional propicio porque se produce una oleada de revoluciones en Italia, Portugal y Grecia.
    • En marzo se une a la rebelión la guarnición de Madrid, Fernando, sin apoyo militar acepta jurar la Constitución de Cádiz y se convocan unas nuevas Cortes. Las Cortes hacen una serie de reformas que cuentan con la oposición del rey, que usa su derecho a veto para frenarlas.   
    • Los liberales se dividen en dos tendencias: 

      • Primero gobierna los moderados o doceañistas, antiguos diputados de Cádiz como Martínez de la Rosa, partidarios de integrar a los contrarios al liberalismo, por lo que están dispuestos a dar un paso atrás y  renunciar a parte de las reformas (sufragio censitario, solo los más ricos, cámara alta con designados por el rey, etc.) 
        • "Ley de reforma de las congregaciones religiosas": se desamortiza y se expropia las propiedades de algunas órdenes religiosas. De esta forma se obtienen ingresos con los que enfrentarse al problema fiscal y a la deuda creciente.
        • Código penal de 1822, primero de la historia de España, igualdad ante la ley. Pero apenas tiene vigor, tras el trienio se volvió a la legislación del antiguo régimen.
        • Se restaura la Milicia Nacional, fuerzas armadas de ciudadanos a las órdenes de los gobiernos locales, y por tanto, defensoras del liberalismo. 
        • Propuestas de división en provincias 1822, que no llega a entrar en vigor. Igual que hoy pero con tres más: Calatayud, Vierzo (comarca del Bierzo) y Játiva. 
        • El informe de Quintana se convierte en ley: el reglamento general de instrucción pública (1821). Que establece tres niveles: primero segundo y tercero y plantea un sistema mixto de educación privada y pública. 
        • Luego los exaltados o veinteañistas, que quieren reformas más rápidas, sufragio universal. En el 21 dan un golpe contra los moderados, en el que participa el mismo Riego, llegan al poder en otoño del 22. 
          • Medidas anticlericales. Nueva expulsión de los jesuitas (2ª), abolición del diezmo, se suprime la inquisición y se subastan la mitad de los conventos para conseguir ingresos. 
            • Fin de los señoríos jurisdiccionales y de los mayorazgos, pero los nobles se convierten en propietarios terratenientes, no hay reparto de tierras, por lo que se mantiene el descontento de los campesinos.
              • Liberalización de la industria con la abolición de los gremios, lo que benefició a la burguesía.     
            • Resistencia de los absolutistas desde 1822, que forman grupos armados llamados realistas. Los realistas controlan amplias zonas rurales en el norte (dirigidos por el cura Merino, Jerónimo Merino) y se enfrentan a la milicia nacional.  Estaban encabezados por la Regencia de Urgel (1822), donde destacan Bernardo Mozo de Rosales, marqués de Mataflorida y el obispo de Tarragona a la cabeza.  
            • Emancipación americana. Las colonias americanas aprovechan la rebelión de Riego para derrotar a los realistas, sin refuerzos, y obtener la independencia. Tras la batalla de Ayacucho (1824) España pierde los territorios continentales y únicamente conserva Cuba y Puerto Rico. Consecuencias: 
              • Se pierde el principal mercado al que se exportaba los productos de la Península
              • Se pierde el acceso a los metales y a las materias primas americanas
              • Primera manifestación del movimiento obrero. Dos de marzo de 1821, acciones luditas en Alcoy en contra de las máquinas de hilar. 

              (...) Cuando vuestros heroicos es­fuerzos lograron poner término al cautiverio en que me retuvo la más inaudita perfidia, todo cuanto vi y es­cuché apenas pisé el suelo patrio, se reunió para persuadirme de que la Nación deseaba ver resucitar la an­terior forma de gobierno; [...! Pero mientras yo meditaba maduramente con la solicitud propia de mi paternal corazón las variaciones de nuestro régimen fundamental que parecían más adaptadas al carácter nacional y al estado presente de las diversas porciones de la Monarquía española, así como más análogas a la organi­zación de los pueblos ilustrados, me habéis hecho entender vuestro an­helo de que se restableciese aquella Constitución que, entre el estruendo de las armas hostiles, fue promulga­da en Cádiz el año 1812 [...! He jura­do esta Constitución por la cual sus­pirabais y seré siempre su más firme apoyo (...)  Marchemos francamen­te, y yo el primero, por la senda constitucional.

               Manifiesto de Fernando VII tras el golpe de Riego (1820)


              (…) Bien públicos y notorios fueron a todos mis vasallos los escandalosos sucesos que precedieron, acompa­ñaron y siguieron el establecimiento de la Democrática Constitución de Cádiz en el mes de marzo de 1820; la más criminal traición, la más ver­gonzosa cobardía, el desacato más horrendo a mi Real Persona, y la vio­lencia más inevitable, fueron los ele­mentos empleados para variar esen­cialmente el Gobierno fraternal de mis reinos a un código democrático, origen fecundo de desastres y des­gracias .. Deseando proveer de re­medio las más urgentes necesida­des de mis pueblos y manifestar a todo el mundo mi verdadera volun­tad (…) he venido a decretar lo si­guiente: son nulos y de ningún valor todos los actos del Gobierno llama­do Constitucional que han dominado a mis pueblos desde el 7 de marzo hasta hoy 1 de octubre de 1823.

              Manifiesto regio con el que acaba el trienio liberal (1823)

                Década Ominosa (1823-33)

                Fernando conspira contra su propio gobierno y pide ayuda a la Santa Alianza (países europeos absolutistas) que se habían reunido en el congreso de Verona (1822). La Santa Alianza condena el giro liberal en España. Finalmente Francia decide mandar a un ejército para reponer la monarquía absolutista de Fernando VII: los Cien Mil Hijos de San Luis.
                • Persecución de liberales, se ejecuta a 6.000, entre ellos el mariscal Juan Martín "el Empecinado" (1825) al que engañó diciendo que podía volver de su exilio en Portugal sin sufrir represalias), Mariana Pineda en (1831) por bordar una bandera con el lema "ley, libertad e igualdad", el general Torrijos, héroe de la guerra de Independencia, cuando volvió del exilio e intentó un pronunciamiento desde Málaga (1831). Se exilian 20.000 personas (tercer exilio). Disuelve a la milicia nacional (milicia urbana) y crea la policía nacional (1824) para ámbito local pero bajo su control. 
                • Vuelve el absolutismo y los jesuitas, pero no se restaura totalmente al antiguo régimen: no se repone la Inquisición (se sustituye por la "Juntas de Fe"). Se crea el consejo de ministros, desde 1823, nombrados por el rey, algunos de ellos no son absolutistas. 
                •   Reformas económicas de López Ballesteros para organizar unas finanzas deficitarias 
                  • Reforma fiscal. En 1828 establece los presupuestos del Estado con doble partida de ingresos y gastos. Pero se mantienen los múltiples impuestos. Permite equilibrar en parte el presupuesto.
                    • 1828. Código de Comercio, aparecen las Sociedades Anónimas. Facilita la creación de sociedades industriales y de inversión. 
                    • 1829. Se crea el Banco de San Fernando con el monopolio de la emisión de moneda. Se trata del primer banco público, ya que recibe sus ingresos del Estado. Es el resultado del saneamiento del Banco de San Carlos (privado y endeudado, fundado en 1782) 
                    • 1831. Se regula la bolsa y se crea la Bolsa de Madrid. Encauza inversiones. 
                    • Doble oposición
                      • Liberales, reprimidos y perseguidos.
                      • Absolutistas, por considerar que estaba cediendo a los liberales. En Cataluña estalla la revuelta de los Agraviados (1827), sublevaciones locales y regionales contra Fernando por no reponer la Inquisición y por sus cesiones a liberales. Los más radicales se llamaban  apostólicosdefendían la vuelta al antiguo régimen y la inquisición. Se publicó un manifiesto llamado de los "realistas puros" en el que se critica al rey. El historiador Julio Aróstegui consideran que el manifiesto es demasiado agresivo contra el rey y pudo ser redactado por liberales para perjudicarle.  


                    Sorprendido mi real ánimo, en los momentos de agonía, a que me condujo a grave enfermedad, de que me ha salvado prodigiosamente la divina misericordia, firmé un decreto derogando la pragmática sanción de 29 de marzo de 1830, decretada por mi augusto padre a petición de las cortes de 1789, para restablecer la sucesión regular en la corona de España. La turbación y congoja de un estado en que por instantes se me iba acabando la vida, indicarían sobradamente la indeliberación de aquel acto, si no lo manifestasen su naturaleza y sus efectos. Ni como rey pudiera Yo destruir las leyes fundamentales del reino, cuyo restablecimiento había publicado, ni como padre pudiera con voluntad libre de despojar de tan augustos y legítimos derechos a mi descendencia. Hombres desleales o ilusos cercaron mi lecho, y abusando de mi amor y del de mi muy cara Esposa a los españoles aumentaron su aflicción y la amargura de mi estado, asegurando que el reino entero estaba contra la observancia de la pragmática, y ponderando los torrentes de sangre y la desolación universal que habría de producir si no quedaba derogada. Este anuncio atroz, hecho en las circunstancias en que es más debida la verdad por las personas más obligadas a decírmela, y cuando no me era dado tiempo ni razón de justificar su certeza, consternó mi fatigado espíritu, y absorbió lo que me restaba de inteligencia, para no pensar en otra cosa que en la paz y conservación de mis pueblos, haciendo en cuanto pendía de Mí este gran sacrificio, como dije en el mismo decreto, a la tranquilidad de la nación española.
                    La perfidia consumó la horrible trama que había principiado la seducción: y en aquel día se extendieron certificaciones de lo actuado, con inserción del decreto, quebrantando alevosamente el sigilo que en el mismo y de palabra, mandé que se guardase sobre el asunto hasta después de mi fallecimiento.
                    Instruido ahora de la falsedad con que se calumnió la lealtad de mis amados españoles, fieles siempre a la descendencia de sus REYES; bien persuadido de que no está en mi poder, ni en mis deseos, derogar la inmemorial costumbre de la sucesión, establecida por los siglos, sancionada por la ley, afianzada por las ilustres heroínas que me precedieron en el trono, y solicitada por el voto unánime de los reinos; y libre en este día de la influencia y coacción aquellas funestas circunstancias: DECLARO solemnemente de plena voluntad y propio movimiento, que el decreto firmado en las angustias de mi enfermedad fue arrancado de Mí por sorpresa que fue un efecto de los falsos terrores con que sobrecogieron mi ánimo; y que es nulo y de ningún valor siendo opuesto a las leyes fundamentales de la Monarquía, y a las obligaciones que, como REY y como Padre, debo a mi augusta descendencia. En mi Palacio de Madrid a 31 días de diciembre de 1832.

                    («Gaceta de Madrid», 1.0 enero 1833, n. 1). 
                    Fernando VII y el problema de la sucesión. Diciembre, 1832


                    Triple crisis: fiscal, económica y política

                    El resultado final fue que se agravó la crisis fiscal, social y política (historiador Joseph Fontana) con la que había empezado el periodo.
                    • Crisis fiscal, por los gastos de la guerra y por pérdida de las colonias americanas. 
                    • Crisis agrícola y social, España tenía una economía de subsistencia, con poca moneda (deflación) y trueque. Los agricultores no pueden pagar las rentas a los propietarios, así que aumenta la pobreza rural y el bandolerismo.
                    • Crisis política, por el problema sucesorio. Como Fernando estaba mayor, para garantizar que reinaría un descendiente, cuando su nueva mujer, la napolitana María Cristina de Borbón se quedó embarazada, Fernando publicó la Pragmática Sanción (1830). Esta ley había sido aprobada por su padre en 1789, pero que no se había publicado. Con ella se deroga la Ley de Sucesión de Felipe V (1813) que impedía el acceso de las mujeres a la corona cuando había hermanos, tíos o sobrinos, la conocida como ley Sálica (aunque en realidad es semi-sálica, es decir, parcial). A esto se opusieron los absolutistas que querían el trono para su hermano, el infante Don Carlos María Isidro, ya que era proabsolutista. Miembros de la corte proabsoluitistas consiguieron que Fernando anulara la Pragmática en 1832. Pero los partidarios de que reinara su hija reaccionaron y consiguieron que, de nuevo, cambiara de opinión reponiendo la Pragmática en 1833, poco antes de morir. A su muerte, al ser menor, gobierna como regente su madre María Cristina de Borbón, pero los absolutistas proclaman rey a Carlos, dando inicio las guerras carlistas.
                    El resultado fue que el reino de España, que en 1800 estaba en una situación parecida al resto de reinos de Europa, comienza a distanciarse del resto de países europeos, que van prosperando económicamente y logrando sólidos sistemas políticos. A finales de ese siglo, España se encontrará en una situación de claro retraso respecto al resto de Europa.





                      Otros recursos para este tema

                      ..
                      Documentales sobre la historia de España a inicios del siglo XIX

                      http://2.bp.blogspot.com/-Ll9vy8R5p9I/UXbCfURN7hI/AAAAAAAAHBU/iB04MkVGAlY/s1600/tv2.png

                         

                      ...
                      Presentaciones de diapositivas sobre España a inicios del siglo XIX
                      Pulsa para ver la presentación de diapositivas sobre la crisis del Antiguo régimen en España: Carlos IV, Guerra de Independencia y Fernando



                      ...
                      MP3 SOBRE LA CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN EN ESPAÑA



                      ...


                      Para saber más:



                      ..
                      Visita otra página de esta web:
                      TEMA SIGUIENTE:
                      Independencia de Hispanoamérica 
                      Tú también puedes participar con un comentario avisándome de algún error o haciendo una sugerencia. Muchas gracias

                      ...

                      No hay comentarios:

                      Publicar un comentario

                      Muchas gracias por comentar, hacer sugerencias o por avisarme de algún error. Normas para comentar:
                      1. No respondo a preguntas que te haya hecho tu profesor. La ayuda que te ofrezco es este blog.
                      2. No se permiten comentarios inapropiados ni spam (publicidad) de sitios que no sean educativos, pero sí enlaces a webs o blogs que tengan contenidos relacionados con la temática de la entrada.
                      3. Sin errores gramaticales deliberados.
                      4. Usa un nombre para poder referirme a alguien en mi respuesta



                      Escribe tu email y recibirás un aviso cada dos meses con las novedades en Profesor de Historia, Geografía y Arte tanto los nuevos contenidos, como las ampliaciones de entradas antiguas.




                                
                      Subir