0

Cómo planificar las clases (3) Las actividades

Imagen libe CC de pixabay.com
Tercera parte de la serie “Cómo planificar las clases”. Si en la primera parte hablé del mini esquema como centro de la explicación, en la segunda de cómo captar la atención del alumno, ahora trato el tercer momento, cuando se realizan las actividades de aprendizaje en el aula.


Resumiendo: 

Por mi experiencia, el aprendizaje de los contenidos que se pretenden trasmitir, tendrá más éxito cuanto mayor participación activa del alumno. Por ello el segmento del alumno (momentos en los que el protagonismo es del alumno) han de ser superiores al segmento del profesor (momentos en los que el protagonismo es del profesor). Si tus dotes como orador no son buenas, o no tienes un buen día, tus explicaciones no pueden extenderse demasiado, hay que limitarlas a lo mínimo indispensable. En esos casos lo mejor es que el alumno pueda trabajar de modo autónomo cuanto antes. En tanto menor sea la participación del profesor, es decir, el segmento del profesor,  y mayor la del alumno, estos se implican más y aprenden más.

Sin embargo, no es suficiente con decirle al alumno que haga actividades, es necesario que el alumno tenga una motivación mínima para arrancarse. De lo contrario o no lo hará o si lo hace lo hará de mala gana, en ambos casos tenemos muchas posibilidades de que surjan conflictos en clase.


¿Como lograr esa motivación mínima que nos sirva de motor de arranque para las actividades?  
Teniendo en cuenta que ya hemos conectado con el alumno, y hemos relacionado ideas hasta nuestra explicación teórica, no hay que descuidarse con las actividades. Para no perder la motivación alcanzada, recurro a estas estrategias:  
  1. Variedad. No hacemos siempre el mismo tipo de actividades, vamos cambiando. Por ejemplo, un día son lista de preguntas teóricas, para buscar la respuesta en el libro, otro es una práctica en forma de mapa o gráfica, otro es un juego de repaso de conocimientos en forma de trivial, etc. Tipos de actividades que pueden alternarse: 
    1. Lista corta de preguntas teóricas sobre lo que se ha explicado, o juego de preguntas (JP), el más frecuente. Normalmente una vez por semana.
    2. Lectura pública comprensiva a partir de textos seleccionados del libro. Preguntas individuales sobre el texto al que lee y finalmente lista preguntas. 
    3. Pregunta de investigación a a partir del libro u otra fuente de información, lo que llamo juego de investigación (JI). Incluso las preguntas pueden hacerlas los alumnos.
    4. Repaso memorístico de conceptos con un juego de cartas tipo trivial (JT)
    5. Repaso de conceptos con un crucigrama (JC)
    6. Elaboración de un cuento, una historia, o un informe con el vocabulario de la unidad. Lo que llamo expresión escrita (EE)
    7. Exposición y explicación, por parte de los alumnos, de algún apartado del tema, lo que llamo expresión oral (EO).
    8. Algún tipo de actividad con las nuevas tecnologías, lo que llamo expresión digital (ED).
    9. Algún tipo de trabajo manual, como un mural, mapa, gráfica, una línea de tiempo, etc. lo que llamo expresión manual (EM)
    10. Preguntas sobre una proyección audiovisual (corte de documental o de película)
    11. Otras.
      1. Adaptación al estado anímico de los alumnos. Según la hora que sea o el día que sea, se puede alargar más la fase explicación o menos. En horas complicadas, reduzco la fase precia, la explicación del mini esquema, y alargo más la fase de actividades. Si están muy revueltos, no hago una actividad con preguntas teóricas, sino otra más práctica. Si están dispersos o cansados y les cuesta centrarse, hago una actividad gamificada, etc.

      Momentos en la sesión de clase integrando las actividades. El sistema tripartito

      1. Habla el profesor

      Fases A, B, se realiza la conexión emocional y se explica el miniesquema en la pizarra. Mientras los alumnos copian el mini esquema, responden a las preguntas de positivo sobre el mini esquema y preguntas sus dudas.

      2. Silencio

      ¿Cómo ejercitar y practicar los conocimientos que se acaban de presentar? Con la explicación reciente y teniendo acceso a los recursos necesarios (libros, fotocopias, etc.) podemos lanzar las actividades relacionadas con esa explicación como si fuera un reto o desafío. Se les explica que se evaluará de modo individual y en grupo, de las dos formas. Primero se les da un tiempo limitado para que encuentren las respuestas individualmente y en silencio

      La preguntas más habitual que pido es que redacten una explicación del mini esquema que han copiado usando los términos que aparecen en él. 

      3. Hablan los alumnos

      ¿Cómo fomentar la cooperación? Cuando ya ha pasado un tiempo, se permite la puesta en común con el resto de miembros de su grupo, empiezo el curso usando el trabajo en parejas, luego en grupos de cuatro equilibrados. Se trata de que seleccionen las respuestas mejores y corrijan/amplíen la suya propia. Por eso usan dos bolígrafos, uno para la respuesta individual y otro para la de grupo.

      Si veo que hay muchas respuestas incorrectas, nombro a un miembro de cada grupo "representante" y le doy permiso para que comparte las respuestas de su grupo con las de los otros grupos. 

      Mientras tanto, apoyo, revisión y puntuación de los deberes

      Mientras ellos realizan el trabajo individual y de grupo, además de orientar a los alumnos en el trabajo que están haciendo, aprovecho para revisar las libretas o las actividad que había mandado para casa y las puntúo. Esto es una forma rápida de corregir sin perder tiempo, los alumnos tienden a desconectar cuando se corrigen las actividades, sobre todo si no las hacen. 

      Finalmente, una vez acabada la actividad de grupo, antes de corregirla, se dice la respuesta correcta de los deberes. No perdemos el tiempo apuntando las respuestas correctas, ya que lo pueden revisar desde casa en el blog de aula. Ahora se trata únicamente de aclarar cual era la respuesta correcta para justificar las puntuaciones. 

      No asigno deberes ahora, porque, como ya expliqué al final de esta entrada, los deberes los mando antes, justo después de  la explicación y antes de las actividades.  

      Finalmente, momento de evaluación exitosa del trabajo en clase y sensación de progresión

      ¿Cómo generar sensación de progreso individual y vincular el aprendizaje con emociones positivas?  Garantizando que todos alcancen las respuestas correctas. Cuando los alumnos ven que son capaces de obtener notas positivas, mejoramos la motivación y mantenemos el interés. Para garantizarme el éxito en las respuestas, he contando con: 
      1. Seleccionar actividades que no sean demasiado difíciles para el nivel de esa clase
      2. La ayuda mutua cuando ponen en común las respuestas, por ello los grupos heterogéneos. Los alumnos con bajas notas o los alumnos con buenas notas, no están concentrados en un grupo, sino dispersos.
      Después de un tiempo de trabajo individual y puesta en común por grupos, selecciono una hoja al azar de un miembro de cada grupo, y hago dos evaluaciones: 
      • Evalúo a todos los miembros del grupo en función de la respuesta de grupo.
      • Le evalúo a él individualmente en función de su respuesta individual (de modo que él tendrá dos notas, a diferencia del resto)
      Es el momento de aclarar las respuestas correctas y que las corrijan (bolígrafo de grupo).

      Es importante que la evaluación evite dos emociones negativas que pondrían en peligro el paso siguiente, el del cierre: 
      1. En este tipo de evaluación hay que vigilar para que los alumnos que no trabajen, puedan aprovecharse de la nota de grupo, por eso hay dos notas, la de grupo y la individual. Y la penalización por no trabajar, tiene más peso que el premio por la nota de grupo.
      2. En este tipo de evaluación, el éxito tendría que alcanzarse en todos, o casi todos los casos. Los únicos que deben fallar son los grupos que no han trabajado. Si se ha realizado bien la explicación, si se ha remitido a las fuentes de información, y además se les ha dado oportunidad de cotejar respuestas con sus compañeros, debería salir bien para todos los grupos que trabajen. Si hay fallos, deberíamos rehacer la explicación participativa u ofrecer más recursos. Se trata de evitar emociones negativas como la desilusión, la decepción, la frustración, y sustituirla por la emoción positiva de la sensación de progreso.  
      3. En este tipo de evaluación, hay que evitar el factor competitivo. No se trata de ganar al grupo de al lado, sino de que ganemos todos. Se me ocurrió que sería buena idea la de premiar el éxito de clase. Si todos los grupos aciertan, se añade un plus/positivo extra a todos los grupos.


      No hay comentarios:

      Publicar un comentario

      Muchas gracias por comentar, hacer sugerencias o por avisarme de algún error. Normas para comentar::
      1. No respondo a preguntas que te haya hecho tu profesor. La ayuda que te ofrezco es este blog.
      2. No se permiten comentarios inapropiados ni spam (publicidad) de sitios que no sean educativos, pero sí enlaces a webs o blogs que tengan contenidos relacionados con la temática de la entrada.
      3. Sin errores gramaticales deliberados.
      4. Usa un nombre para poder referirme a alguien en mi respuesta

      Últimos comentarios

      Escribe tu email y recibirás un aviso mensual con las novedades en Profesor de Historia, Geografía y Arte tanto los nuevos contenidos, como las ampliaciones de entradas antiguas.




                     
      Subir