4

La Restauración: de Alfonso XII a la crisis del 98.

La Restauración  es el período de la historia de España que transcurre entre las dos repúblicas, desde el inicio del reinado de Alfonso XII (1874) a la caída de Alfonso XIII (1931). En esta primera parte se explican los acontecimientos del reinado de Alfonso XII y la regencia de María Cristina. Se llama así porque se trata de la restauración de la monarquía borbónica, aunque podría considerarse la segunda si se cuenta como primera la vuelta de Fernando VII, tras el reinado de José I. Los contenidos que aquí se desarrollan van a continuación del tema sobre el Sexenio Democrático y antes del tema sobre Alfonso XIII. El vocabulario de este tema organizado en estándares de aprendizaje está en esta página aquí puedes encontrar las imágenes decorativas con los protagonistas de este período. 

Esquema del tema. 

Cada uno de los cuadros azules se corresponden con un apartado que se explica con mayor detalle en esta misma página:






Etapas de la Restauración

Tiene tres etapas, cada una separada por crisis:

- Reinado de Alfonso XII (1875-85) y regencia de María Cristina de Habsburgo (1885-1902) Esta es la época de éxito del sistema de la restauración. El partido conservador dirigido por Cánovas y el partido liberal dirigido por Sagasta, se van turnando en el poder. Termina cuando se produce la crisis del 98. 

- Reinado de Alfonso XIII  (1902-1923). Esta es la época de crisis del sistema de la restauración. 
Mueren Cánovas y Sagasta y sus sucesores se enfrentan entre sí. Sufrieron las consecuencias de las crisis del 98, la guerra de África y el crecimiento de dos nuevos movimientos políticos emergentes: movimientos obreros y movimientos nacionalistas.  Termina con la crisis del 17-23. 

- Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930). El fracaso del sistema de la restauración a la hora de enfrentarse a los problemas llevó a Alfonso XIII a probar uno solución militar que imitaba al fascismo italiano. Pero también se muestra incapaz de enfrentarse a los efectos de la crisis del 29, por lo que pierde legitimidad. Este período terminó con la proclamación de la Segunda República. 

    Cánovas del Castillo y los alfonsinos

    El sistema de la restauración fue ideado por el antiguo liberal, de la Unión Liberal, Antonio Cánovas del Castillo. Es muy probable que fuera el redactor del manifiesto de Manzanares (que dio comienzo al Bienio Progresista em 1854) en el que criticaba la corrupción y el monopolio de poder de los liberales moderados. Durante el Sexenio Democrático se había puesto a la cabeza del partido alfonsino que defendían la restauración de la monarquía de los borbones con Alfonso, hijo de Isabel II. Cánovas consiguió que la impopular Isabel II abdicara en su hijo Alfonso.

    Desde el primer momento los alfonsinos contaron con el apoyo de la nobleza, los militares y la Iglesia, porque habían salido perjudicados con las reformas que defendían los gobiernos del Sexenio (de ideología progresista y demócrata). Empezaron sin apoyo popular pero una serie de acontecimientos propiciaron su éxito:
    1. El fracaso en la búsqueda de otra casa reinante tras fracasar el intento con Amadeo de Saboya.  No se tenía ninguna alternativa. 
    2. La experiencia de la Primera República. Las clases altas y medas tenían mucho miedo a los disturbios que se habían producido en este época: las revueltas cantonalistas, a las revoluciones obreras y a las revoluciones campesinas. 
    3. El golpe de Pavía disolviendo las Cortes republicanas, el posterior gobierno dictatorial de Serrano carecía de definición política y de legitimidad institucional. 
    Mientras tanto, Cánovas se movía para aumentar los apoyos de la restauración de los borbones:
    • Aumentaba sus contactos garantizando que el nuevo rey no caería en los mismos errores de su madre, es decir, que no intentaría desvirtuar la democracia gobernando por decreto con los liberales moderados. Él mismo se encargaría de ello como dirigente del partido heredero de los moderados 
    • El 1 de diciembre ayudó a Alfonso XII a redactar el Manifiesto de Sandhurst (academia militar en la que Alfonso estaba, en el exilio) en el que el futuro monarca se comprometía a ser un monarca respetuoso con la dinámica parlamentaria.  En ese manifiesto se define como monarca liberal, lo que significa que el liberalismo pasa a institucionalizarse. Por ello en lo sucesivo ya no se habla de construcción del estado liberal, el estado liberal ya ha quedado consolidado. 
    El 29 de diciembre, el prestigioso general Martínez Campos (había vencido militarmente a los cantones sublevados de Valencia y Almansa), impulsado por la oligarquía, realiza un pronunciamiento militar y proclama a rey a Alfonso. Aunque Cánovas estaba en contra de la intervención de los militares en política, aceptó la nueva situación. 


    EL MANIFIESTO DE SANDHURST
    Por virtud de la espontánea y solemne abdicación de mi augusta madre, tan generosa como infortunada, soy único representante yo del derecho monárquico en España. Arranca éste de una legislación secular, confirmada por todos los precedentes históricos, y está indudablemente unida a las instituciones representativas, que nunca dejaron de funcionar legalmente durante los treinta y cinco años transcurridos desde que comenzó el reinado de mi madre hasta que, niño aún, pisé yo con todos los míos suelo extranjero.
    Huérfana la nación ahora de todo derecho público e indefinidamente privada de sus libertades, natural es que vuelva los ojos a su acostumbrado derecho constitucional y a aquellas libres instituciones que ni en 1812 le impidieron defender su independencia ni acabar en 1840 otra empeñada guerra civil. Debióles, además, muchos años de progreso constante, de prosperidad, de crédito y aún de alguna gloria [...]. Por todo esto, sin duda, lo único que inspira ya confianza en España es una monarquía hereditaria y representativa, mirándola como irremplazable garantía de sus derechos e intereses desde las clases obreras hasta las más elevadas. En el entretanto no solo está hoy por tierra todo lo que en 1868 existía, sino cuanto se ha pretendido desde entonces crear. Si de hecho se halla abolida la Constitución de 1845, hállase también de hecho abolida la que en 1869 se formó sobre la base inexistente ya de la Monarquía. Si una Junta de senadores y diputados, sin ninguna forma legal constituida, decretó la República, bien pronto fueron disueltas las únicas Cortes convocadas con el deliberado intento de plantear aquel régimen por las bayonetas de la guarnición de Madrid. Todas las cuestiones políticas están así pendientes, y aun reservadas, por parte de los actuales gobernantes, a la  libre decisión del porvenir.
    Afortunadamente la Monarquía hereditaria y constitucional posee en sus principios la necesaria flexibilidad y cuantas condiciones de acierto hacen falta para que todos los problemas que traiga su restablecimiento consigo sean resueltos de conformidad con los votos y la conveniencia de la nación. No hay que esperar que decida yo nada de plano y arbitrariamente; sin Cortes no resolvieron los negocios arduos los Príncipes españoles allá en los antiguos tiempos de la Monarquía, y esta justísima regla de conducta no he de olvidarla yo en mi condición presente, y cuando todos los españoles están ya habituados a los procedimientos parlamentarios. Llegado el caso, fácil será que se entiendan y concierten las cuestiones por resolver un principio leal y un pueblo libre. Nada deseo tanto como que nuestra patria lo sea de verdad. A ello ha de contribuir poderosamente la dura lección de estos tiempos, que si para nadie puede ser perdida todavía lo será menos para las honradas y laboriosas clases populares, víctimas de sofismas pérfidos o de absurdas ilusiones. Cuanto se está viviendo enseña que las naciones grandes y prósperas, y donde el orden, la libertad y la justicia se admiran mejor, son aquellas que respetan más su propia historia. [...] Sea lo que quiera mi propia suerte, ni dejaré de ser buen español, ni como todos mis antepasados buen católico, ni como hombre del siglo verdaderamente liberal.
    Sandhurst, diciembre de 1874 – ALFONSO


    Retrato de Antonio Cánovas del Castillo, Ricardo de Madrazo, 1896

    El sistema canovista de la Restauración

    Una vez en el poder, Cánovas diseño un sistema cuyas principales características son:
    • Bipartidismo y turnismo entre el partido liberal y el conservador de ideologías muy parecida. El turnismo quita la necesidad del pronunciamiento para cambiar el gobierno por lo que los militares pierden protagonismo político. 
    • Fraude electoral para evitar el éxito electoral de otros partidos y para controlar los turnos entre los dos partidos oficiales. 
    • Se apoya en tres instituciones a los que se les concede privilegios: 
      • Los terratenientes monárquicos que se convirtieron en caciques locales
      • La Iglesia que recupera parte sus privilegios y se enfrenta a las ideologías laicas y obreras
      • El ejército cuya opinión se tiene en cuenta en la toma de decisiones.
    • Constitución del 76 de ideología liberal moderada pero flexible en algunos aspectos. Es la más longeva de la historia de España. 
    • El sistema de la restauración impedía a los otros grupos políticos acceder al poder pero sí que podían acceder al parlamento. Republicanos, carlistas, nacionalistas y socialistas obtenían algunos diputados en algunas ciudades y territorios rurales con caciques de su ideología.

    Bipartidismo y turnismo pactado

    Sistema bipartidista. Cánovas sigue como modelo el sistema bipartidista inglés. Buscaba varios objetivos:
    • Se trataba de no excluir a los progresistas del poder, principal motivo de los pronunciamientos militares con Isabel II,  
    • Evitar la injerencia de los militares en la política ya que no es necesario para cambiar el partido en el gobierno. 
    • Evitar que los partidos republicanos llegaran al poder. 

    Los dos partidos que se turnan son:
    • El liberal-conservador, conocido como conservador, de Cánovas, con los antiguos moderados y el ala derecha de la Unión Liberal.
    • El liberal-fusionista, conocido como liberal, de Práxedes Mateo Sagasta (antiguo progresista, luego constitucionalista). Reformaron el sufragio y desde  1890  hay sufragio universal masculino. Era fruto de la unión entre:
      • Partido radical, antiguos progresistas   
      • Partido constitucionalista, ala izquierda de la Unión liberal 

    IDEARIO POLÍTICO DE CÁNOVAS
    La política es el arte de aplicar en cada época de la historia aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible; nosotros venimos ante todo con la realidad; nosotros no hemos de hacer ni pretender todo lo que quisiéramos, sino todo lo que en este instante puede aplicarse sin peligro. [...] Hay mucha diferencia entre hablar de Constitución interna al lado de una Constitución expresa y escrita, en cuyo caso existe contradicción notoria, y hablar de Constitución interna en un país donde, por las circunstancias de los hechos, no queda en pie Constitución alguna escrita. Donde esto acontece no puede menos de decirse que no hay Constitución alguna vigente; y cómo, sin embargo de esto, es imposible que un país viva sin algunos principios, sin algunos fundamentos, sin algunos gérmenes que desenvuelvan su vida. [...] Llamad a esto como queráis; si no os gusta el nombre de Constitución interna, poned otro cualquiera; pero hay que reconocer de hecho que existe. [...] Invocando toda la historia de España, creí entonces, creo ahora, que, deshechas como estaban por movimientos de fuerza sucesivos todas nuestras Constituciones escritas, a la luz de la historia y a la luz de la realidad presente sólo quedaban intactos en España dos principios: el principio monárquico, el principio hereditario, profesado profundamente -a mi juicio- por la inmensa mayoría de los españoles, y, de otra parte, la institución secular de las Cortes.
    Antonio Cánovas del Castillo. 

    Constitución de 1876

    Características de la Constitución del 76:  
    • Soberanía compartida rey / nación.
    • Amplios poderes del monarca: nombra al gobierno, puede hacer leyes (igual que las cortes) y tiene derecho a veto sobre las decisiones de las Cortes. Las decisiones necesitan la llamada "doble confianza" del parlamento y el rey. 
    • Dos cámaras, una elegida por sufragio otra con cargos designados o vitalicios.
    • Sin precisar el tipo de sufragio, empieza con sufragio censitario (5%) pero se deja abierta la posibilidad de hacerlo universal. Así se lo harán los liberales a partir del  1890.
    • La religión católica única oficial y es la única que se puede practicar en público pero se permite el culto a otras confesiones en el ámbito privado lo que enfada a parte de la Iglesia. La Iglesia recupera los privilegios que había perdido durante el Sexenio Democrático, el Estado se encarga de su mantenimiento. El sistema de la Restauración se caracteriza por su marcado clericalismo, es decir, el protagonismo de los religiosos en los actos públicos y oficiales del Estado. 
    • El rey se coloca como máxima autoridad militar siguiendo el modelo alemán, al tiempo que se le conceden importantes concesiones y privilegios al ejército.
    • Incluye una declaración de derechos individuales, concesión a los progresistas. Pero muy limitada (derecho propiedad, juicio, etc.) además estos derechos son fácilmente suspendibles.
    • Elección de  alcaldes de  ciudades de menos de 30.000 habitantes, otra cesión a los progresistas.


    CONSTITUCIÓN DE 1876
    Don Alfonso XII, por la gracia de Dios, Rey constitucional de España; a todos los que las presentes vieren y entendieren, sabed: Que en unión y de acuerdo con las Cortes del Reino actualmente, hemos venido en decretar y sancionar la siguiente Constitución de la Monarquía Española.
    Art. 11. La religión Católica, Apostólica, Romana, es la del Estado. La Nación se obliga a mantener el culto y sus ministros. Nadie será molestado en territorio español por sus opiniones religiosas, ni por el ejercicio de su respectivo culto, salvo el respeto debido a la moral cristiana. No se permitirán, sin embargo, otras ceremonias ni manifestaciones públicas que las de la religión del Estado.
    Art. 13. Todo español tiene derecho: De emitir libremente sus ideas y opiniones, ya de palabra, ya por escrito, valiéndose de la imprenta o de otro procedimiento semejante, sin sujección a la censura previa. De reunirse pacíficamente. De asociarse para los fines de la vida humana. De dirigir peticiones individual o colectivamente al Rey, a las Cortes y a las autoridades. El derecho de petición no podrá ejercerse por ninguna clase de fuerza armada. Tampoco podrán ejercerlo individualmente los que formen parte de una fuerza armada, sino con arreglo a las leyes de su instituto, en cuanto tenga relación con éste.
    Art. 28. Los diputados se elegirán y podrán ser reelegidos indefinidamente por el método que determine la ley.
    Art. 29. Para ser elegido diputado se requiere ser español, de estado seglar, mayor de edad, y
    gozar de todos los derechos civiles. La ley determinará con qué clase de funciones es incompatible el cargo de diputado, y los casos de reelección.
    Art. 48. La persona del Rey es sagrada e inviolable.
    Art. 49. Son responsables los ministros. Ningún mandato del Rey puede llevarse a efecto si no está refrendado por un Ministro, que por sólo este hecho se hace responsable.
    Art. 52. [El Rey] Tiene el mando supremo del ejército y armada y dispone de las fuerzas de mar y tierra.
    Art. 83. Habrá en los pueblos alcaldes y Ayuntamientos. Los Ayuntamientos serán nombrados por los vecinos a quienes la ley confiera este derecho.
    30 de junio de 1876


    Fraude, encasillado, caciquismo y clientelismo


    Turnismo pacífico, pero no democrático. Se trataba de impedir que las fuerzas republicanas o socialistas pudieran acceder al poder, sobre todo tras conceder el sufragio universal, pero dando la sensación de que efectivamente había democracia. Santiago Alba (republicano y futuro presidente de las Cortes durante la II República) llama a  este sistema “coalición de estómagos” porque estaba controlado únicamente por clases altas y medias, los que no pasaban hambre. El sistema del turnismo funcionaba así:
    1. Turno pactado. Cuando un gobierno estaba muy desgastado (por una crisis económica, militar o por algún escándalo), el monarca y los dirigentes de ambos partidos (oligarquía política), pactaban la alternancia en el poder.
    2. Nuevo gobierno. El rey cambiaba el gobierno y este convocaba elecciones. El nuevo gobierno controlaba la burocracia: nombraba al ministro de gobernación y a los gobernadores civiles provinciales  con el fin de preestablecer los resultados electorales a su gusto.
    3. Encasillado. El gobierno diseñaba las listas con el número y el nombre de los diputados que debían ganar las elecciones en cada distrito. De esta forma se preestablecía el resultado electoral. El ministro de gobernación indicaba los resultados electorales con antelación a los caciques locales (nobles terratenientes y/o altos cargos políticos con poder económico en las ciudades). Una vez informados, los caciques indicaban a sus redes clientelares lo que debían votar.  Según Javier Tusell, el sistema del caciquismo no funcionaba en las grandes ciudades donde la oligarquía era más numerosa y no había caciques, único sitio donde las elecciones eran limpias. En ocasiones se rehacía el encasillado a sugerencia de los caciques pero contando con el visto bueno de Madrid. Se establecía que el partido ganador sacara entre un 60 y un 70% el opositor entre un 30 y un 20% y se permitía una representación simbólica al resto de partidos de un 10%. El gobernador civil 
    4. Caciquismo.  El cacique era el principal oligarca de una zona o localidad. Eran los más ricos y poderosos, normalmente grandes propietarios agrícolas, sometiendo a su autoridad al  resto de los oligarcas de su zona. El cacique controlaba directa o indirectamente su ayuntamiento y su comarca mediante redes clientelares. El caciquismo nació al mismo tiempo que se aprobó el sufragio universal masculino y está vigente en mayor o menor medida hasta el presente. Alcanzó su mayor influencia durante la Restauración ya que estaban integrados en el sistema turnista.    
    5. Clientelismo. Personas a las que el cacique protegía y en contrapartida, ellos votaban como les indicaba el cacique. Presionaban de varias formas: 
        1. Amenazándoles con quitarles el trabajo (si no les despedían),
        2. Concediendo alguna licencia municipal (licencias para construir, cesiones municipales, etc.). 
        3. Promiendo algo (quitarles impuestos, librarlos de las quintas) ofreciéndoles dinero público (malversación), etc.  
      • Los principales “clientes” de un cacique rural eran el maestro, el cura y el guardia civil. Como el voto no es secreto, el cacique puede controlar lo que vota cada uno. Cuenta para ello con los muñidores que supervisan lo que va a votar cada uno y se encargan de convencer o coaccionar al votante según cada caso.
    6. Pucherazo y fraude electoral, si lo anterior no era suficiente, hacían fraude para ajustar los resultados a lo que se les solicitaba:
      • Añadían más votos de la candidatura elegida, y luego registraban a difuntos para cuadrar los votos.
      • Urnas de doble fondo, cambio de urnas.
      • Secuestro de las urnas por el gobernador civil, para que él mismo haga el recuento.
      • Instalación de las urnas en la sede del partido que va a ganar y prohibición de la entrada a quien no sea socio.
      • La policía y la guardia civil intervenía cuando algunos protestaban contra el fraude. Valentín Almirall (republicano y padre del catalinismo) llama “Partido de la Porra” a los liberales por los golpes que daban a los que protestaban por el fraude.
    7. Repetición de elecciones. Si lo anterior no era suficiente, el gobernador civil anulaba las elecciones en esa circunscripción y se volvían a repetir. 
    El fraude electoral mediante sistemas clientelares no había comenzado en esta época, existía desde el comienzo del sufragio censitario con Isabel II, pero ahora estás prácticas se extienden. Tampoco es algo original ni único de los españoles. En realidad el fraude y el clientelismo eran habituales todas  las zonas rurales de todos los sistemas liberales de esa época, como por ejemplo en EEUU. El clientelismo se podía combatir obligando al voto secreto, tal y como se hizo durante el Sexenio democrático, pero esta medida nunca se aplicó durante el período de la Restauración.  

    En teoría se entendía que el turnismo garantizaba la pluralidad ideológica, pero en la práctica las políticas de ambos partidos eras muy parecidas. Aunque públicamente se enfrentaban, discretamente actuaban por consenso y no aprobaban leyes que los otros fueran a anular cuando llegaran al poder. Los liberales tomaban medidas para aumentar las libertades individuales, como la de asociación, la de imprenta y los conservadores medidas para mantener o aumentar los privilegios de la Iglesia, el ejército, etc.  Los caciques de cada provincia formaban las facciones de cada partido y a menudo había transfuguismo.  El resultado fue la desconexión de la mayoría de la población del juego político, únicamente participaba un 20% del censo.





    FRAUDE ELECTORAL
    Si no fuera por las grandes desgracias que causan al país, nuestras elecciones serían uno de los espectáculos más divertidos que podrían verse en Europa. Realmente sólo tenemos una mala parodia de elecciones. Listas de electores, urnas, escrutinios, todo está falsificado […] Entre nosotros reina la farsa en toda su desnudez, una farsa completa, especial y exclusiva de las elecciones españolas; tanto si el sufragio es universal como si es restringido nunca hay más que un solo y único elector; el ministro de gobernación. Éste con sus gobernadores de provincias y el innumerable ejército de empleados de todas las clases, prepara, ejecuta y consuma las elecciones. Ahora bien, preguntamos, ¿es posible la existencia del régimen parlamentario o sencillamente la del sistema representativo teniendo tales bases?
    ALMIRALL, V. España tal como es. (1889)


    CORRUPCIÓN ELECTORAL
    [En Cudeiro, tercera sección de Canedo] se constituyó la mesa dos horas antes de las siete de la mañana. Al abrirse la puerta para que entrasen los electores, la urna estaba vacía y, hay que reconocerlo, en esas dos horas estuvieron hablando amistosamente el presidente y los interventores, preparándose para la batalla; pero al sentarse el presidente, rodeado de sus interventores, quiso hacer un cariño sin duda a la urna de cristal y como tenía capa, porque era en febrero, la abrazó de tal modo que quedó cubierta con esa prenda, y mientras tanto, otros dos individuos escondidos debajo de la capa metían las papeletas [...]. Y vamos, señores, a las dos últimas secciones de que he de ocuparme, la de Barral y la de Castrelo de Miño, donde se dieron los dos últimos pucherazos que, con los cinco anteriores, ya son siete. Sin duda el señor gobernador de la provincia de Orense necesitó siete pucherazos para sacar diputado por Ribadavia a D. Gabino Bugallal, así como Dios necesitó siete días para hacer el mundo.
    Intervención del CONDE DE TORREPANDO en el Congreso el 1-IV-1891


    EL CACIQUISMO SEGÚN GALDÓS
    Consecuencia de este sistema es el caciquismo, o sea, el entronizamiento de ciertos individuos en las localidades, los cuales, como instrumento del diputado, son dueños de los resortes administrativos. El cacique da y quita míseros empleos que disfrutan los más pobres del pueblo; suyos son el cartero, el secretario del Ayuntamiento, el peón caminero, el expendedor de efectos estancados El cacique es quien al hacer el reparto de la contribución carga la mano al adversario, aliviando al amigo, de lo que se originan disgustos mil, y a veces porrazos y hasta puñaladas. Verdad que el tirano de la aldea agobia a ésta con su; exigencias, hasta el punto de que muchos representantes del país reniegan de la hora en que se metieron en estos líos.
    BENITO PÉREZ GALDÓS






    El Gobierno parte del principio de la Monarquía hereditaria, como lo he dicho ya en otras ocasiones, aunque no ciertamente de una Monarquía patrimonial completamente aislado, de todo punto independiente del interés supremo de la Patria. No; [...] la Nación en sí misma, en su vida, en su existencia, es lo más; los poderes públicos, son representación de la Nación y todos están hechos para el bien de la Nación misma, de la Patria. Pero es también principio de este Gobierno, es convicción, profunda de este Gobierno, que el interés de la Patria está unido de tal manera por la historia pasada y por la historia contemporánea a la suerte de la actual dinastía, al principio hereditario, que no hay, que es imposible que tengamos ya Patria sin nuestra dinastía.
    […] esta sociedad desgarrada por los sofismas de la democracia, esta sociedad a quien la República había dotado de un solo fruto palpable y material que era la guerra civil, este país que había hecho toda clase de ensayos y todos ellos desgraciados, los unos por una causa, los otros por otra, este país en el instante en que el señor Castelar imaginaba que no pedía más que la dictadura, lo que estaba pidiendo a grandes voces, lo que estaba reclamando, era la Monarquía constitucional.
    Intervención de D. Antonio Cánovas del Castillo en el Congreso de los Diputados.
    8 de abril de 1876. 

      Pero entiéndase, Sres. Diputados, que al proceder así la minoría constitucional, no asiente en manera alguna al procedimiento de que se ha valido la comisión para traer al debate asunto tan importante. La minoría constitucional lo que hace es aprovecharse de ese procedimiento, porque él quita y destruye el único argumento en que se ha basado aquí la derogación de la Constitución de 1869, porque aun dentro de nuestro criterio nos da completa y en todo su vigor esa misma Constitución. Pero como precedente, la minoría constitucional protesta, porque no puede consentir ahora, no consentirá jamás, que por nada ni por nadie se pretenda mermar el poco ni en mucho el perfecto derecho que las Cortes tienen para discutir cuando a su deliberación, a su examen y a su aprobación se presente.
      Si vosotros tenéis derecho a exigir de nosotros, monárquicos, algún sacrificio en aras de la Monarquía, nosotros tenemos a la vez el derecho de exigir también de vosotros, partidarios del sistema parlamentario, algún sacrificio en aras del Parlamento. Los monárquicos constitucionales todos, como monárquicos, tenemos el compromiso de guardar y hacer que se guarden las consideraciones debidas a la Monarquía; y como constitucionales, tenemos también el compromiso, no menos ineludible, de guardar y hacer que se guarden las consideraciones debidas al Parlamento.
      Intervención de D. Práxedes Mateo Sagasta en el Congreso de los Diputados.
      8 de abril de 1876.


      Gobiernos conservadores

      Durante 25 años, Cánovas y Sagasta se turnan en el poder.

      Gobiernos conservadores (1875-81) (1890-92) (95-97): medidas oligárquicas, represoras, militares y proteccionistas.  

      • Medidas oligárquicas
        • Sistema de la restauración: Constitución del 76 y sistema electoral fraudulento
        • La ley de reclutamiento 1878 mantiene la redención pagando: el pago por exención del servicio militar (que existe desde las Cortes de Cádiz). Además los religiosos o los que estaban en estaban formándose para serlo, también están exentos de hacer el servicio militar. Esto significa que las clases altas y medias se libraban y nunca iban a la guerra. Se extiende el alistamiento obligatorio a todo el territorio incluso las regiones que estaban exentas hasta entonces: País Vasco y Navarra. Se permitía el pago a substitutos que vayan al servicio militar a cambio de dinero o pago a la familia. La ley de reclutamiento de 1882 establece 3 años de servicio militar activo (o mili) y otros 6 de reserva (pueden volver a llamarte si hay guerra). Se elegía a los reclutas por sorteo de quintas (de 1882 al 1886 locales de tipo local, luego por región militar) y se endurecen las penas contra los prófugos (los que reclutas que no acuden cuando se les convoca para hacer la mili). Se llaman quintas porque se recluta a uno de cada 5 jóvenes en edad militar (20 años). En 1885 por las críticas se sube la cuota a pagar por la exención pero se mantiene (fuente).
      • Medidas represivas.
        • Decreto de derecho de asociación limitado a las asociaciones que reconozcan la monarquía constitucional vigente (1875) anulando el derecho de libre asociación amplio de 1868. 
        • Ley de Imprenta (1879) se limitaba la creación de nuevos periódicos (se necesitaba permiso de las autoridades) y se establecían las ideas cuya defensa era delito.
        • Ley de reunión limitaciones al derecho a manifestarse.
        • Segunda circular y Decreto Orovio que prohíbe de nuevo la libertad de cátedra (1875).  Manuel Orovio vuelve a ser ministro de fomento (ahora con el partido conservador) y vuelve a prohibir la libertad de cátedra preocupados por la difusión del darwinismo. Acabaron expulsando de sus cátedras universitarias a Nicolás Salmerón (que se exilia) y a Giner de los Rios (que encarcelan).  La justificación es que se "tiraniza" la libertad del pueblo español al ser mayoritariamente católico.  Para controlar la actuación, se obliga a los docentes de secundaria y de la universidad a presentar un "programa" con lo que impartirán en sus asignaturas. 
      • Éxitos militares
        • Fin de la guerra carlista (1872-76). Martínez Campos vence a los carlistas en Cataluña y se disuelve el gobierno carlista de Estella.  El general se queda como gobernador militar en esa región. El gobierno aprovecha para eliminar los últimos privilegios forales de las provincias  vascongadas (pagar impuestos, exención de las quintas o servicio militar). En 1878, para compensar lo anterior, se concede a las provincias vascongadas un régimen de autonomía fiscal, es decir que recaudan sus propios impuestos. Desde entonces los carlistas seguirán por la vía legal parlamentaria con la denominación de tradicionalistas. 
        • Fin de la guerra de los 10 años en Cuba, o Guerra del 68 (1868-78). La guerra comenzó con el grito de Yara , una proclama de un grupo de patriotas/independentistas y terminó con la Paz de Zanjón.
          • Desde Madrid se subían los impuestos arbitrariamente a los terratenientes o hacendados (poseen una hacienda) cubanos. Por la crisis económica del 66 se había aumentado otra vez los impuestos. Además en Cuba no había libertad de expresión ni libertad para crear partidos políticos. Muchos criollos descontentos se hacen “patriotas” partidarios de la independencia.
          • En noviembre, dos meses después de la Revolución Gloriosa, los patriotas se sublevan encabezados por Carlos Manuel Céspedes con el grito de Yara. Cuando se enteraron de que el nuevo Gobierno español planeaba abolir la  esclavitud se adelantaron y lo sumaron a sus reivindicaciones (a cambio de una indemnización para los propietarios). Por ello contaban con el apoyo de los abolicionistas. Los guerrilleros que habían luchado por la independencia de Santo Domingo y que ahora luchan por la de Cuba se les conoce como mambises y se caracterizan por integrar en su filas a negros y mulatos.  Lograron controlar la mayor parte de la zona oriental.
          • Los criollos del partido español controlaban el territorio occidental. Eran conservadores monárquicos contrarios a los gobiernos del Sexenio Revolucionario, por lo que no aceptaron las reformas que se propusieron para la isla. Posiblemente financiaron el asesinato de Prim (partidario de negociar con patriotas) y el golpe de Martínez Campos.
          • Guerra de posiciones entre españoles y patriotas ya que, por la falta de recursos, España apenas envió refuerzos.
          • Cánovas envió a Martínez Campos con 70.000 soldados en 1876. Tras dos años de enfrentamientos y negociaciones, se firmó la Paz de Zanjón en 1878. Los cubanos se rindieron y a cambio el gobierno de Madrid les garantiza la amnistía y se compromete a ir realizando numerosas reformas: amnistía, fin de esclavitud, autonomía, libre formación de partidos políticos, libertad de expresión, 4 diputados a las cortes. 
          • El problema es que el gobierno de Madrid fue muy lento. El  fin de la esclavitud se aprobó en 1880, medida que contó con la oposición de parte de los terratenientes cubanos. Se permitió la tenencia de esclavos hasta  1886. El autogobierno prometido se aplazó.
        • Los patriotas contrarios a la paz de zanjón se sublevan de nuevo meses después en la “Guerra chiquita” en 1879. Pero como la mayor parte de los patriotas han aceptado el pacto de rendición, son vencidos en pocos meses. 
      • Medidas proteccionistas
        • Arancel de 1891 para proteger a los terratenientes castellanos y a la oligarquía industrial catalanes.

      PACTO DE EL PARDO
      Ante las noticias alarmantes que sobre el estado de salud del Rey recorrían por Madrid, reuniéronse en casa del Sr. Sagasta los prohombres del fusionismo para ocuparse de la situación que al país podría traer el fatal desenlace, tan esperado como temido. [...] Todos se mostraron entusiastas defensores de la legalidad constitucional; acuerdo unánime que sintetizó el Sr. Marios en estas ó parecidas palabras: “El partido liberal defenderá el Trono, que representa la legalidad constitucional y la salvación de la libertad y del orden; en esta empresa estarán con él los que sean monárquicos por amor á la persona y á la dinastía, los que lo sean por creer que en estos momentos simboliza el orden, y los liberales todos que quieran defender la libertad contra el enemigo común, que acecha cualquier instante para intentar una nueva y sangrienta campaña en que resucitar la reacción”.
      La víspera de la muerte del Rey, los Sres. Cánovas del Castillo y Sagasta celebraron una conferencia, preparada por el general Martínez Campos. Conocía éste los sentimientos patrióticos que inspiraban al partido fusionista, movíale el noble deseo de ver agrupados alrededor del Trono á todos los monárquicos, sin distinción de matices políticos, formando así un núcleo de fuerzas que conjurase los peligros que amenazaban á su país. No se engañó en sus cálculos, pues en dicha entrevista, que se celebró en la Presidencia del Consejo, los dos conferenciantes manifestáronse dispuestos a realizar los mayores sacrificios en defensa de la legalidad y del orden público. No hubo pacto alguno, en el sentido propio de la palabra; pero reinó entre ellos la más completa inteligencia, lo que no era de extrañar tratándose de hombres llenos de amor por la patria y por el Trono. [...]
      La Reina manifestó al Presidente dimisionario su propósito y deseo de que en aquellos difíciles momentos el nuevo Gobierno se inspirase en una política liberal y expansiva, que fuera defendida, ó más bien practicada, por el partido monárquico liberal; y como Cánovas del Castillo mostrara los mismos deseos, era natural que la formación del Gabinete se encomendara á Sagasta. Así quedó convenido, dando orden la Reina al Mayordomo mayor de Palacio, Sr. Duque de Sexto, de que avisara al Sr. Sagasta, para que aquella misma tarde se presentara en El Pardo á conferenciar con ella.
      A las cinco de la tarde del día siguiente, 27, conferenció Sagasta con la Reina, quién aceptó la lista del nuevo Gabinete, que bajo la presidencia de aquél quedó constituido [...].
      PIRALA, España y la Regencia. Anales de dieciséis años. Madrid, 1904


      Praxedes Mateo Sagasta

      Gobiernos liberales

      Gobiernos liberales (1881-90)  (1892-95)  (97-99): medidas liberales, Pacto del Pardo y Guerra de Margallo.  En 1881, por primera vez en la historia un monarca español llama al gobierno a un partido situado a la izquierda del anterior. Durante este gobierno y el posterior (breve pausa con los consrvadores en 1885) el partido liberal hace reformas y recupera derechos perdidos que ya estaban en la constitución del 69: 
      • Medidas liberales
        • Libertad de asociación (1881), decreto que autoriza las asociaciones obreras. Lo que permitió la legalización de agrupaciones anarquistas y socialistas pero aun no los sindicatos que se legalizaron con la ley de asociaciones políticas de 1887.  
        • Ley sindical 87, libertad para la creación de sindicatos obreros. Se funda la UGT al año siguiente. 
        • Nueva ley de Imprenta (1883) de Sagasta, más liberal, eliminaba la censura y las limitaciones previas, simplemente había que registrar la publicación. Se eliminaban los delitos de opinión de la ley anterior.
        • Fin de la esclavitud (1886) en Cuba. 
        • Intentos de pronunciamientos militares republicanos en 1883, 1884 y 1886. Frustrados. Desde la adopción del sufragio universal en 1890. Ya no habrá más pronunciamientos republicanos.
        • Proyecto de código civil (relaciones entre personas y mediación del Estado en caso de litigio) de 1882  que se basa en el proyecto de código civil del 51 . Anula los códigos civiles territoriales forales que aun existían como el catalán, el de Mallorca y el de Navarra (privilegios forales). Estimula la aparición del nacionalismo en Cataluña y Navarra. Ese mismo año se funda el Centre Català para reivindicar el autogobierno.
        • Código civil de 1889. Finalmente, se aprueba el código civil en el que se da un paso atrás y vuelve a reconocerse los privilegios forales. Por primera vez incorpora la posibilidad de matrimonio civil. Se mantendrá vigente con variaciones hasta 1976.
      • A mitad, gobierno del partido conservador (1884-85)
        • Pacto del Pardo. Tras la muerte prematura del rey por cólera, comienza la regencia de su viuda María Cristina de Hagsburgo. Se acuerda de cesión de poder de un partido a otro.
      • Expansión por Marruecos.
        • A partir de privilegios pesqueros obtenidos tras la Guerra de África (59-60), los españoles crean factorías en la costa de Río de Oro (hoy Sahara Occidental) durante el reinado de Alfonso XII
        • Primera Guerra de Melilla (1893-94), Primera Guerra del Rif, o Guerra de Margallo. Margallo, el gobernador de Melilla, en medio de unas tensas relaciones manda construir una fortaleza al lado de una mezquita y de un cementerio musulmán. Los habitantes de la región del Rif (rifeños) se sublevan y atacan la ciudad de Melilla. Intentan tomarla con superioridad numérica. Al igual que en la anterior Guerra de África (59-60), empezó por una ataque rifeño. A diferencia de aquella en este caso no fue en Ceuta y en este caso el sultán sí que intentó reprimir a los rifeños, pero las refuerzos del sultán fueron insuficientes.  
          • Los rifeños no entran en Melilla por la artillería y el armamento, Margallo muere en los combates, España manda refuerzos.
          • Mandan a Martínez Campos y a buques que bombardean a los rifeños
          • La carencia de armamento pesado, les hace firmar la paz.
          • Extiende zona de control alrededor de Melilla y el sultán de Marruecos es obligado a pagar unos tributos por no haber controlado esas provincias que están bajo su dominio.

      CÁNOVAS CRITICA EL SUFRAGIO UNIVERSAL (1888)
      El sufragio universal es en sí mismo una malísima institución política, una institución incompatible con todo ordenado régimen político, y más si este régimen es monárquico, el sufragio universal aun cuando sea verdad, es incompatible a la larga con la propiedad individual, con la desigualdad de las fortunas y con todo lo que no sea un socialismo desatentado y anárquico.
      Fragmento de un discurso pronunciado en 1888 por CÁNOVAS DEL CASTILLO

          La nación política española

          Durante el siglo XIX la idea de nación (colectivo de habitantes con elementos comunes) se convirtió en el elemento central de un nuevo tipo de ideologías llamadas nacionalistas. Antes del siglo XIX existía la nación, pero no el nacionalismo (1). El primer tipo de nacionalismo fue el nacionalismo español de tipo político que defendían los partidos liberales. Veían a la nación desde criterios jurídicos y cuantitativos, es decir, que está integrada por el conjunto de ciudadanos sometidos a la misma ley porque viven en un Estado. Se defiende que la nación es la soberana, es decir, es la que debe decidir y gobernar directa o indirectamente. Se enfrentan a los absolutistas que defienden la soberanía del rey. Dentro del esquema ideológico tripartito se describe así: 
          • Edad dorada mítica. Cortes medievales en las que los monarcas gobernaban contando con el consenso de sus súbditos.
          • Realidad decadente. Por la persistencia del absolutismo, la influencia de la Iglesia y el Antiguo Régimen. Aunque en España no se pone en duda la importancia del cristianismo ni de la fe, sí que se critica a los clérigos y sus inferencias en la política, lo que se conoce como clericalismo. 
            • El enemigo común malvado que conspira: los religiosos que conspiran contra las libertades. La visión negativa de clérigos se conoce como anticlericalismo
          • Futuro esperanzador. En el que el país progrese regido por un sistema político liberal con una monarquía parlamentaria que tenga soberanía nacional (al estilo inglés). 
            • En España el debate se establece en el estatus que debe tener la Iglesia católica y el catolicismo. Para los liberales moderados y los unionistas España debe ser oficialmente católica y darle un trato preferencial a la Iglesia, para los liberales progresistas y republicanos España debe ser un estado laico (sin mezclarse con la Iglesia). 
            • El redentor un militar patriota y liberal que ponga en su sitio al monarca. 
          La nación política en España tuvo en contra la institución católica que tenía mucha fuerza, por lo que acabó siendo remplazada por la nación cultural española, con la que supera el problema de la relación entre la nación española y la religión.  

          Historiografía romántica y nación cultural 

          La historiografía de Lafuente y Altamira ocupa un papel fundamental en la evolución del concepto de nación española (2). Durante el siglo XIX en toda Europa se escriben obras historiográficas a la par que aumenta el protagonismo político de las naciones. En España sigue leyéndose la obra del jesuita Juan de Mariana "Historia General de España", obra de referencia durante los siglos XVII, XVIII y gran parte del XIX.  Estos dos historiadores replantean el relato de la historia de España haciéndola compatible con el sistema liberal. Lafuente desde posiciones románticas, Altamira desde posiciones positivistas.

          Lafuente tiene un enfoque idealista y romántico de la nación, es decir, considera que la nación española está caracterizada por unos elementos permanentes que la convierte en un ente trascendente a los individuos que la integran: el espíritu nacional, ejemplo de ello es el carácter católico del español. La nación/pueblo, además de ser el sujeto político, es un sujeto estático determinado por sus esencias. 

          Modesto Lafuente y su "Historia General de España" (1850-67) de 30 volúmenes que llegan hasta el fin de Fernando VII. Lafuente había sido sacerdote pero abandonó los hábitos y se posicionó con el liberalismo unionista. Defendió por tanto a la monarquía constitucional y (con más convicción que sus compañeros) la importancia de mantener el catolicismo como religión oficial. Tras su muerte otros reeditaron la obra hasta 1934, ampliando la etapas históricas analizadas hasta Alfonso XIII: Juan Valera, Gabriel Maura, Melchor Fernandez Almagro, etc. La obra de Lafuente fue el texto de referencia principal de historiadores e interesados en la historia hasta mitad del siglo XX. El resto de historias de España que se publicaron durante el siglo XIX no tuvieron tanta relevancia, como por ejemplo la de Antonio Cavanilles (murió antes de acabarla) o la  Historia general de España que publicó la Real Academia de la Historia bajo la dirección de Cánovas del Castillo (al quedarse incompleta). 

          No solo hacen una historia de reyes y guerras, como había hecho Mariana sin embargo el relato político sigue siendo el predominante con diferencia. Intentan distinguir historia de fábula y su motivación es entender la situación de debilidad de España después de la invasión de Napoleón.  De esta forma aparece el "espíritu" nacional español que nace en la época prerromana (pueblos íberos y celtas) y llega hasta el presente. Por eso se busca continuidades. El espíritu de resistencia numantino es el mismo espíritu de resistencia contra la invasión de los franceses. El cristianismo fue el elemento fundamental que llevó a la unión de los pueblos de la Península durante la reconquista y fue el elemento que les motivó en la lucha contra el francés. Interpretan el comienzo de la decadencia española con la dinastía de los austrias de siglo XVII y su objetivo imperial de dominar Europa. Plantea la historia del "espíritu" nacional como una sucesión de división, de momentos centrifujos (prerromanos, reinos cristianos) y de unión, momentos centripetos (godos, Reyes Católicos). Siguiendo la interpretación idealista, el recurrido histórico del espíritu nacional español se interpreta de forma providencialista, es decir, determinada por el deseo divino. Por ejemplo el descubrimiento de América fue un regalo de Dios a España por haber vencido a los musulmanes en la reconquista. 

          La nación cultural española tuvo mucho éxito en España ya que podía ser asimilada tanto por los  liberales como por los que no eran liberales. 

          Institución de Libre de Enseñanza y krausismo 

          Como reacción al decreto Orovio y a la represión posterior,  Francisco Giner de los Ríos (nacido en Ronda) tras abandonar la cárcel crea la Institución Libre de Enseñanza (ILE) en 1876.  primer intento de acabar con el monopolio de la Iglesia en la enseñanza siguiendo las ideas liberales. Se trataba de centros privados en los que no se enseñaban los dogmas religiosos, por lo que contó con el apoyo de anarquistas, socialistas y republicanos anticlericales. Se inspiran en las ideas del krausismo una corriente kantiana que defendía una filosofía humanista y una religión panteísta que estaba en contra tanto de la educación religiosa teísta como de la masonería por su carácter ritual (aunque defendiera las mismas ideas). En España había sido defendido anteriormente por Julián Sanz del Río:
          • Educación laica que no parte del dogma sino del razonamiento. 
          • Por ello defiende una sociedad laicista, es decir, que se enfrente y supere las limitaciones de las supersticiones y creencias religiosas.
          • Partidarios de un sistema político liberal 
          • La ciencia como principal forma de obtener la verdad. 
          • La historia positivista (basada en pruebas) en lugar de la historia romántica de Lafuente. 
          • Interpretación negativa de la influencia de la Iglesia y de la religión en la historia de España dando inicio a lo que luego se llamará leyenda negra. 
          • Educación abierta a las nuevas ideas a todos los niveles, incluida la política  (liberalismo, socialismo y anarquismo). Se habla de Darwin. 
          • Pedagogía moderna con nuevos enfoques antiautoritarios, se destaca el aprendizaje práctico sobre el memorístico, menos dependencia del libro de texto, excursiones al entorno, etc.
          • Coeducación niños y niñas juntos, hasta ese momento estaban separados. Además se promocionó la igualdad nombrando a muchas mujeres docentes.
          • Educación en salud e higiene personal.
          • Actitud pacífica y diplomática para resolver los conflictos, por lo que están en contra del planteamiento marxista de lucha de clases.  

          No hay nada más espantoso, más abominable, que aquel gran imperio español que era un sudario que se extendía sobre el planeta. No tenemos agricultores porque expulsamos a los moriscos, no tenemos industria porque arrojamos a los judíos… No tenemos ciencia, somos un miembro atrofiado de la ciencia moderna. Encendimos las hogueras de la Inquisición, arrojamos a ella a nuestros pensadores, los quemamos y después ya no hubo de las ciencias en España más que un montón de cenizas

          Emilio Castelar en 1868 plantea la visión historiográfica que luego será llamada "leyenda negra". Este planteamiento histórico fue contra-argumentado por los intelectuales católicos Menéndez Pelayo (de Unión Católica) y por el mismo Cánovas del Castillo


          Tuvo difusión entre los liberales de clase media y clase alta e influyó mucho en el partido socialista españo (PSOE) que se fundó a finales de siglo. Profesores famosos de la ILE fueron  Nicolás Salmerón y Joaquín Costa. Alumnos famosos de la ILE fueron Antonio Machado y socialistas como Besterio Fernando de los Ríos.  Otros que apoyaron a la ILE: Emilio Castelar, Leopoldo Alas (Clarín), José Ortega y Gasset, Gregorio Marañón, Ramón Menéndez Pidal, Joaquín Sorolla, Benito Pérez Galdos uno de los más importantes escritores y autor de la saga de novelas "Episodios Nacionales" donde describe los acontecimientos más importantes de la historia de España en el siglo XIX

          Tras la muerte de fundador en 1915 el ILE seguirá activo hasta 1936 (por la Guerra Civil) y cerrado oficialmente por el franquismo.


          INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA
          La institución aspira a que sus alumnos puedan servirse pronto y ampliamente de los libros como fuente capital de cultura; pero no emplea los llamados “de texto”, ni las “lecciones de memoria” al uso, por creer que todo ello contribuye a petrificar el espíritu y a mecanizar el trabajo de clase, donde la función del maestro ha de consistir en despertar y mantener vivo el interés del niño, excitando su pensamiento, sugiriendo cuestiones y nuevos puntos de vista, enseñando a razonar con rigor y a resumir con claridad y precisión los resultados.
          GINER DE LOS RÍOS, F. En el cincuentenario de la ILE. 1926.


          Historiografía positivista y la nación histórica 

          Rafael Altamira con su "Historia de la Civilización española" (1900-11) dio comienzo la historiografía moderna de España. Altamira era krausista, recibió la influencia de la Institución Libre de Enseñanza y de Joaquín Costa y se posicionó con el liberalismo progresista y republicano. Su análisis es positivista, es decir, en base al análisis riguroso de los documentos. Su objetivo no es ensalzar el espíritu nacional como hizo Lafuente, sino comprender la historia de la nación española desde el análisis racional. No solo distinguiendo mito de realidad, sino prescindiendo de premisas culturales previas, es decir, sin "espíritu nacional". Para ello es necesario entender la historia no solo como una sucesión de cambios políticos sino como una sucesión de cambios de todo tipo: también cambios sociales y cambios culturales. Por ello la nación española no puede ser una cultura o "espíritu nacional que se mantiene y permanece en sus caracteres esenciales, sino el fruto del devenir histórico de una colectividad. Si para un nacionalista cultural la nación española es causa y esencialista (tiene esencias permanentes), para un historiador la nación es consecuencia y está sujeto a  cambios según las influencias. Un nacionalista cultural tiene un proyecto político definido en función de las características esenciales que ha establecido, un analista que estudia la nación histórica no tiene un proyecto político, no es nacionalista, simplemente estudia y comprende las características cambiantes de ese colectivo al que llamamos España. Un nacionalista cultural cree que la historia de su nación es fruto de la adaptación de su nación con sus características eternas a las diferentes coyunturas, un analista cree que la sucesión de coyunturas es la que establece y determina las características de la nación. 

          Rafael Altamira fue uno de tantos intelectuales regeneracionistas que tras la crisis de 1898, se replanteó cómo superar el pesimismo. En este contexto al igual que Joaquín Costa, evolucionó hacia la defensa de una nación cultural española compatible con el liberalismo como forma de superar el pesimismo generacional: un patriotismo español y al mismo tiempo liberal. Entre sus propuestas para lograrlo está la de impulsar la educación básica con el fin de formar a los jóvenes en conocimientos y también en amor a su patria. Altamira fue Director General de primera enseñanza de 1911 a 1913; aumentó en número de escuelas, aumentó los salarios a los profesores  y aumentó el numero de horas de historia de España. Los católicos consiguieron que fuera destituido al incluir libros prohibido por el índice y al considerar que la enseñanza de la religión debía ser voluntaria. Después desde la universidad impulsó planes para alfabetizar a los obreros. El problema es que entra en contradicción cuando defiende el esencalismo español (nacionalismo cultural) de valores tradicionales pero también defiende las revoluciones liberales que acabaron con el sistema basado en esos valores.     

          Tradicionalismo

          El movimiento carlista con el tiempo sufre escisiones sin variar apenas su ideología. Estas divisiones son por matices y muchas veces explicadas por personalismos ya que en todos los casos se defienden las tradiciones religiosas y culturales. Después de la III Guerra Carlista los carlistas se integraron en el sistema y participaban en las elecciones. Por ello se generaliza a todos ellos con el término de tradicionalismo. Los principales partidos tradicionalistas fueron:
          • Partido Carlista sigue existiendo y también recibe el calificativo de Comunión Tradicionalista
          • Partido Integrista que fue una escisión del carlismo en 1888 al considerar que el que el candidato carlista se estaba haciendo demasiado liberal. Un referente del integrismo fue el sacerdote Félix Sardá y Salvany con su obra "El liberalismo es pecado" 
          Unión Católica. Algunos crearon un partido católico (Alejandro Pidal y Mon) con el fin de unir a católicos carlistas con católicos alfonsinos llamado la Unión Católica. Pero duró poco (1881-84) ya que, siguiendo las indicaciones del papa León XIII, se integraron en la partido liberal-conservador de Cánovas. 

          Loa movimientos tradicionalistas o van perdiendo relevancia política porque en los territorios en los que eran importantes son sustituidos por los nacionalistas periféricos o fraccionarios. Tanto los tradicionalistas españoles como los nacionalistas periféricos defienden ideas parecidas: religión, tradiciones y rechazo al liberalismo.  Estos grupos fueron sustituyendo como idea principal la soberanía real por un nacionalismo cultural español pero a diferencia de Lafuente, incompatible con el liberalismo. Una nación caracterizada por su esencia católica y monárquica: la nación cultural antiliberal


          Católicos contrarios a la creación de un partido católico
          [Un partido católico no será tal] ni aceptable en buena tesis para católicos, más que el que profese y sostenga y practique ideas resueltamente antiliberales. Cualquier otro, por respetable que sea, por conservador que se presente, por orden material que proporcione al país, por beneficios y ventajas que accidentalmente ofrezca a la misma Religión, no es partido católico desde el momento en que se presenta basado en principios liberales, u organizado con espíritu liberal, o dirigido a fines liberales.
          FÉLIX SARDÁ Y SALVANY, presbítero, El liberalismo es pecado, 1884

          Manifestación integrista
          [Sustituye la invocación de Carlos VII, al que se rechaza, por] el gobierno de Cristo Rey. [...] [Subraya la sumisión del Estado a la Iglesia:] el luminar mayor al menor, la espada temporal a la espiritualidad. [...] [Repudia el absolutismo] El que ha de ser rey, antes de recibir el reino debe prestar juramentode guardar y cumplir sus leyes fundamentales, fueros y franquicias, y en primer término la unidad católica; y el que falte a su juramento quiere la ley que [...] pierda su dignidad [...].El rey ha de hacer siempre y promulgar en Cortes toda especie de leyes. Sin la voluntad de los reinos reunidos en Cortes no puede el rey poner ni cobrar tributos.
          Manifestación de Burgos del 31 de julio de 1888: se crea el Partido Integrista

          El carlismo según unamuno
          Podría citarle buen número de proclamas y manifiestos y pasajes de folletos carlistas (de los que precedieron a la guerra [de 1872-1876]), en demostración de que las ideas crudamente descentralizadoras (guerra a la ciudad) y socialistas de tal plan [el que Caso, Nombela y Manterola presentan a Carlos VII en 1874] eran expresión del sentimiento de las masas carlistas [...]. [El carlismo había nacido] contra la desamortización, no sólo de los bienes del clero y los religiosos, sino de los bienes del común.
          MIGUEL DE UNAMUNO, carta a Joaquin Costa, 1895

          El nacionalismo cultural liberal y antiliberal

          Con el paso de los años y el fracaso definitivo del absolutismo, sus antiguos seguidores quitaron al monarca del centro de su ideología y en su lugar pusieron un nuevo tipo de nación: la nación cultural antiliberal.

          A finales de siglo se acabó asumiendo que el catolicismo era una parte esencial del carácter nacional español. Esto afectó a dos movimientos políticos:
          • El liberalismo conservador. Desde las cortes de Cádiz y a través del Partido liberal Moderado un grupo importante de liberales estaban dispuestos a llegar a un acuerdo con la Iglesia. A finales de siglo fue el historiador Menendez Pelayo el que impulsó la idea de que ser español y católico eran dos cualidades inseparables. Aunque esto no era impedimento para mantener un sistema liberal de tipo conservador, incluso con el reconocimiento de el atogobierno regional. 
          • El liberalismo conservador catalanista. Igualmente en Cataluña se aunó liberalismo moderado con cristianismo y tradiciones a partir del fracaso del carlismo en la última guerra carlista. 
          • La antiliberalismo reaccionario  español, vasco y catalán. A finales de siglo el término "patria" que habían usado los primeros carlista en forma genérica como sinónimo de tierra de tus padres o lugar de nacimiento, se fue precisando en dos sentidos: 
            • Hacia arriba, hacia la nación española, esto harán los tradicionalistas
            • Hacia abajo, hacia la nación catalana o la vasca, esto harán los catalanistas anti-liberales y los nacionalistas vascos.  
          Loa anti-liberales no defienden la soberanía nacional en el sentido liberal, sino que el "espíritu nacional" puede encarnarse en un líder carismático que represente a la nación y él puede ser el depositario de la soberanía. A esto une al resto de resto de elementos que defienden como antiguos absolutistas: religión, monarquía y valores tradicionales. 

          El nacionalismo cultural se plantean en un esquema ideológico tripartito: 
          • Edad dorada mítica. Feudalismo medieval, valores del caballero, mito del buen, rey, romanticismo, mitificación dela vida en el campo, pasado imperial glorioso. En el caso español se inciden en pesado católico. 
          • Realidad decadente. El sistema liberal lleno de corrupción y las reformas modernas como la industrialización que nos alejan de la religión y de la vida en comunión con la naturaleza.
            • Enemigo común malvado: los liberales o masones que conspiran contra la religión
          • Futuro esperanzador. En el que el la nación vuelva a ser gloriosa 
            • Redentor: un nuevo rey/emperador/general carismático.  

          El catalanismo

          El nacionalismo catalán surge tras el Sexenio y en una forma de nacionalismo cultural. Tiene varias causas:
          • Cultural. Desde 1830. Reinaxença, movimiento cultural romántico y anti-liberal, que reivindica las tradiciones catalanas, la religión católica y el uso del catalán. Coincide con el carlismo en su oposición al liberalismo y al laicismo. En torno a él surgen intelectuales que proponen la recuperación de las instituciones feudales y privilegios forales. Si embargo este movimiento cultural no es nacionalista catalán, al contrario, considera que el engrandecimiento de la lengua catalana una forma de engrandecer España. 
          • Económica. Durante el siglo XIX, la burguesía catalana exigía un tratamiento diferenciado basado en el proteccionismo para sus productos, esto había mantenido el españolismo de los catalanes. Pero la oligarquía madrileña de tipo liberal era partidaria de reducir los aranceles para favorecer la entrada de productos extranjeros más baratos, lo que perjudicaba claramente a la burguesía catalana. Durante el sexenio se implantó el arancel Figuerola que perjudicó a los intereses de la burguesía catalana. 
          • Política. El fracaso del republicanismo federal llevó a muchos a buscar otras alternativas. En 1873, con el inicio de la primera república, se proclamó el “Estado Catalán” con el fin de favorecer una organización federal de la república. Pero este movimiento no fue catalanista, sino federalista de ámbito general. Se habla de catalanismo regionalista ya que este movimiento buscaba el federalismo sin poner en duda la unidad de la nación española. Surge como reacción contra las medidas centralistas de unos gobiernos poco eficaces en la creación de prosperidad económica. 

          Centre Catalá. 1882-88. Aprovechando las mayores libertades se funda el Centre Catalá por Valentí Almirall, antiguo republicano federal decepcionado tras la primera república y crítico con actual fraude del caciquismo. El desencadenante fue que en 1881 se hizo en Madrid una propuesta de código civil que anularía los códigos civiles regionales. No fue un partido político sino una organización que se creó para presionar al gobierno liberal y revertir  de sus reformas centralizadoras y del libre mercado y a favor de los derechos históricos de auto-gobierno. Aún no se considera que exista una nación política catalana así que estas peticiones hacían para así lograr "una mayor grandeza de España". En 1885 Valentí Centre redactó un Memorial de Agravios para Alfonso XII, al estilo del que se hacía a los monarcas en el Antiguo Régimen. Se trata de una lista de peticiones que incluye la defensa del catalán y proteccionismo comercial para beneficiar a la industria catalana. Reivindicaciones:
            • Mantener el código civil catalán (en peligro desde la propuesta del año anterior).
            • Medidas proteccionistas que protejan a la industria catalana de la competencia del exterior. 
            • Además temen la pérdida del idioma catalán por la llegada de mano de obra del resto de España que habla castellano (llamados charnegos), reivindican su uso oficial del catalán en territorio catalán.
          • Pero acaba dividiéndose en 1888 porque aglutinaba a diferentes ideologías (federalistas, carlistas, nacionalistas catalanes, etc.) . Además el nuevo código civil aprobado definitivamente vuelve a respetar las tradiciones forales.
          Unió Catalanista. 1891Prat de la Riva funda la Unió Catalanista, agrupación de organizaciones, sindicatos, catalanistas. Con Enric Prat de la Riva y Lluís Domènech i Montaner (arquitecto e historiador). Prat de la Riva, a diferencia de Valentí, defendía la existencia de una nación catalana diferente de la castellana, a la que despreciaba y consideraba indigna del poder que tenían. Por eso se puede considerar la primera asociación nacionalista catalana. Igualmente defendía el proteccionismo y el código civil catalán. Pero no era independentista sino que eran federalistas católicos y tradicionalistas. Los nacionalistas republicanos y laicos son una minoría. Surge con el fin de oponerse a legislación liberal nacional que afecta a la tradicional catalana. Realiza su programa político en las Bases. Bases de Manresa o bases per a la Constitució Regional Catalana (1892): 
          • Recuperación de las instituciones (cortes catalanas con competencia penal, poder judicial, policía, etc.) y competencias que tenía Cataluña antes de la Guerra de Sucesión.
          • Unión de España, pero de carácter federal con amplio auto-gobierno de los territorios históricos.

            ALMIRALL Y EL CATALANISMO POLÍTICO (1879)
            Porque queremos hablar nuestra lengua nos llaman secos y maleducados. Porque queremos conocer nuestra historia nos tildan de exclusivistas y de malos españoles, de rebeldes y de perturbadores. Si queremos defender nuestro trabajo y pretendemos que se nos dé no lo que nos corresponde sino una pequeña parte de lo que se nos debería, nos tratan como a los pobres que piden limosna y se te quitan de encima con la frase “Pide más que un catalán”. (...)
            Mañana el catalán será la lengua oficial de nuestra tierra catalana, mañana no sólo conoceremos la historia, sino que la iremos construyendo con nuestros hechos; mañana no tendremos que pedir protección para nuestro trabajo, ya que nos lo protegeremos nosotros mismos de una manera efectiva, con nuestra actividad librada ya de trabas, con nuestra energía moviéndose en libertad, con nuestro carácter más reflexivo que imaginativo; mañana ni mandaremos ni nos mandarán, sino que nos las apañaremos en casa como mejor nos convenga. Mañana nos presentaremos tal y como somos, con nuestras buenas cualidades y con las malas, con nuestras costumbres y nuestras leyes (...) y Cataluña, hermana, que no hermanastra, de las demás regiones españolas, estará unida a todas ellas por lazos de sangre y de cariño, no por los de la imposición y la violencia; mañana, en una palabra, todos iremos mejor que hoy, y tendremos una buena armonía (...).
            Será entonces cuando el catalanismo habrá conseguido la plenitud de su desarrollo. Será entonces cuando habrá triunfado la idea catalana.
            V. ALMIRALL, Catalanisme de debó, 1879


            LAS BASES DE MANRESA (1892)
            Base 3a: La lengua catalana será la única que, con carácter oficial, podrá usarse en Cataluña y en las relaciones de esta región con el poder central.
            Base 4a: Sólo los catalanes, ya lo sean de nacimiento o en virtud de la naturalización, podrán desempeñar en Cataluña cargos públicos...También deberán ser ejercidos por catalanes los cargos militares que comporten jurisdicción.
            Base 6a: Cataluña será la única soberana de su gobierno interior.
            Base 7a: El poder legislativo Regional radicará en las Cortes Catalanas.
            Base 8a: El poder judicial se organizará restableciendo la antigua Audiencia de Cataluña...
            Base 12a: Cataluña contribuirá a la formación del ejército permanente de mar y tierra por medio de voluntarios o bien mediante una compensación en metálico.
            Base 13a: El mantenimiento del orden público y seguridad interior de Cataluña estarán confiadas al Somatén, y para el servicio activo permanente se creará un cuerpo parecido al de los “Mossos de l'Esquadra” o de la Guardia Civil...
            Base 15a: La enseñanza pública, en sus diferentes ramas y grados, deberá organizarse de una forma adecuada a las necesidades y carácter de la civilización de Cataluña...
            Base 16a: La Constitución Catalana y los derechos de los catalanes estarán bajo la salvaguarda del Poder ejecutivo catalán...
            Manresa, 27 de marzo de 1892.

            El nacionalismo vasco

            Mientra que el catalanismo del siglo XIX empieza siendo regionalista, es decir, quiere autogobierno dentro del estado y la nación española, el nacionalismo vasco es nacionalistas, es decir, considera que la nación vasca es diferente de la española. Igualmente tiene tres causas:
            • Política. La derrota del carlismo y la pérdida de sus fueros hizo que los antiliberales buscaran otro movimiento político alternativo.  Tras la Primera Guerra Carlistas, se habían eliminado competencias judiciales y legislativas (1839) y tras la Tercera Guerra Carlista (1876) se eliminaron los últimos privilegios forales de las provincias  vascas (pagar impuestos, exención de las quintas o servicio militar). Un grupo de periodistas e intelectuales, destaca Arturo Campión, fundan la Asociación Euskara de Navarra en 1877 de carácter fuerista. En 1878, para compensar, régimen de autonomía fiscal, las provincias vascas recaudan sus propios impuestos. El fuerismo pierde fuerza, en 1883 se disuelve la Asociación Euskara.  
            • Social y étnico. El desarrollo de la industrialización hizo que llegaran emigrantes a trabajar a Vizcaya. Esto generó un sentimiento de rechazo a los castellanos,  que trabajaban por menos dinero y no hablaban vasco.
            • Religioso. Desde posiciones católicas integristas (heredado del carlismo), rechazan las reformas liberales que vienen desde Madrid.

            ABOLICIÓN DE LOS FUEROS VASCOS (1876)
            Art. 1. Los deberes que la Constitución política ha impuesto siempre a todos los españoles de acudir al servicio de las armas cuando la ley los llama, y de contribuir en la proporción de sus haberes a los gastos del Estado, se extenderán, como los derechos constitucionales se extienden, a los habitantes de las provincias de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava del mismo modo que a los demás de la Nación.
            Art. 2. Por virtud de lo expuesto en el artículo anterior, las tres provincias referidas quedan obligadas desde la publicación de esta ley a presentar, en los casos de quintas o reemplazos ordinarios y extraordinarios del ejército, el cupo de hombres que les corresponda con arreglo a las leyes.
            Art. 3. Quedan igualmente obligadas desde la publicación de esta ley las provincias de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava a pagar, en la proporción que les corresponda y con destino a los gastos públicos, las contribuciones, rentas e impuestos ordinarios y extraordinarios que se consignen en los presupuestos generales del Estado.
            Decreto de Abolición de los Fueros Vascos (21 de julio de 1876)


            En 1895 un antiguo carlista, Sabino Arana, funda el Partido Nacionalista Vasco. Durante los primeros años únicamente existe en Vizcaya. Este movimiento no es regionalista (como el catalán), sino antiliberal (católico), anti-inmigración (racista) y anti-español porque considera que existe una nación distinta de la española. El desencadenante de esta ideología es la oposición a los emigrantes del resto de España que venían a trabajar en la industria de Vizcaya. Principios ideológicos:
            • Catolicismo, elemento que mantienen de carlismo, quieren un estado teocrático en el que la Iglesia católica ocupe un papel central. En este sentido se opone al liberalismo laico. 
            • Nacionalismo cultural y racista. Para Sabino Arana su patria es "Bizkaya (Vizcaya) que hace extensiva a las zonas de habla "euzkerina" (vasca). Habla de una unidad cultural y racial del pueblo euzkerino (que habla euzkera) que está sufriendo la invasión de la raza maketa (española). 
              • Nacionalismo. Se reivindica el autogobierno y la independencia, no como restauración de los fueros, sino por razones identitarias y culturales. Critican a los fueristas.
              • Lengua vasca. Rechazo de la castellanización, muy intensa en Bilbao por la llegada de obreros desde Castilla, a los que llaman maketos. Crean numerosos neologismos para evitar el uso de palabras castellanas. 
              • Como no existía diseña una palabra para referirse a su pueblo, Sabino Arana propone Euzkadi para no usar Vizcaya (acotado territorialmente). Durante el siglo XX se extendió el galicismo País Vasco.     
              • Sabino Arana diseña una bandera (la ikurriña
              • Raza vasca diferente a la española, de la que emana la cultura vasca.  El nacionalismo tiene un carácter étnico. Defensa del matrimonio intravasco para evitar la maketización.
              • Romanticismo rural, rechazo de la industrialización que ha traído a maketos (empresarios y obreros castellanos) socialismo e inmoralidad desde un punto de vista católico.


              Evolución del nacionalismo vasco al regionalismo (fuente). 
              • 1895-En un primer momento, se reivindica la independencia. Consiguen algunos diputados y concejales.
              • 1899- Francisco Silvela, nuevo lider del partido conservador, inicia una campaña contra el nacionalismo vasco y, por medio del gobernador civil, va cerrando las asociacones culturales y los períodicos del PNV. 
              • 1902- Sabino Arana es encarcelado tras interceptar un telegrama dirigido al presidente de EEUU, felicitándole para haber liberado a Cuba del "esclavismo colonial español" . Además el gobernador civil suspende a 10 concejales del PNV por usar el calificativo de "nacionalistas" en un mensaje oficial. Arana consigue salir de la cárcel argumentando que es fuerista y no independentista, pero huye a Francia cuando sospecha que quieren procesarle de nuevo.
              • A partir de 1902, el propio Arana gira hacia el autonomismo y los fueristas, antes rechazados acabaron tomando el poder en el PNV y echando a los independentistas tras la muerte de Arana por enfermedad en 1903.  Razones de este giro fueron las presiones y persecuciones por parte de los gobiernos de Francisco Silvela.

              DISCURSO DE SABINO ARANA EN LARRAZÁBAL (1892)
              Fui yo carlista hasta los diecisiete años, porque carlista había sido mi padre, aunque un carlista que sólo trabajó por el lema Religión y Fueros y a quien el dolor de la ruina de nuestras libertades lo llevó al sepulcro... Pero el año ochenta y dos mi hermano ya era bizcaíno nacionalista; yo defendía mi carlismo per accidens... tantas pruebas históricas y políticas me presentó él para convencerme de que Bizkaya no era España... que mi mente entró en la fase de la duda y concluí prometiéndole estudiar con ánimo sereno la historia de Bizkaya y adherirme firmemente a la verdad...
              Tres trabajos se presentaron desde el primer día ante mis ojos: estudiar la lengua de mi patria, que desgraciadamente me era en absoluto desconocida, su historia y sus leyes; y en segundo lugar, proporcionar a los compatriotas que no poseyeran el Euskera, por medio de la publicación de una Gramática, el medio de aprenderlo, e instruirlos, mediante algunos libros, y un periódico, en la historia y la política patrias; y como síntesis de todos estos trabajos, la extirpación del extranjerismo e implantación del patriotismo...
              Unos cuantos folletos y el opúsculo Bizkaya por su Independencia es cuanto mi pluma hasta el presente ha dado a la publicidad... La sociedad nacionalista no está aún constituida... Habéis de perdonarme que os haya dirigido la palabra en idioma extranjero. Y ahora, gritad conmigo: ¡Viva la independencia de Bizkaya!
              SABINO ARANA



              PROGRAMA INICIAL DEL PNV (1895)
              Artículo 1º. Bizcaya, al organizarse en régimen de Confederación republicana, lo hace previa la aceptación de la doctrina enunciada por Arana Goiri'tar Sabin en el lema Jaun-Goinkua eta Lagi-Zarra [Dios y leyes viejas], que se declara en los artículos siguientes:
              Artículo 2º. Jaun-Goinkua. Bizkaya será católica, apostólica, romana, en todas las manifestaciones de su vida interna y en sus relaciones con los demás pueblos.
              Articulo 3º. Lagi-Zarra. Bizkaya se reconstituirá libremente. Restablecerá en toda su integridad lo esencial de sus Leyes Tradicionales, llamadas Fueros. Restaurará los buenos usos y las buenas costumbres de nuestros mayores. Se constituirá, si no exclusivamente, principalmente con familias de raza euskeriana. Señalará el euskera como lengua oficial.
              Artículo 4º. Eta. Bizkaya se establecerá sobre una perfecta armonía y conformidad entre el orden religioso y el político; entre lo divino y lo humano.
              Artículo 5º. Distinción de Jaun-Goinkua y Lagi-Zarra. Bizkaya se establecerá sobre una clara y marcada distinción entre el orden religioso y el político, entre lo eclesiástico y lo civil.
              Artículo 6º. Anteposición de Jaun-Goinkua a Lagi-Zarra. Bizcaya se establecerá sobre una completa e incondicional aubordinación de lo político a lo religioso; del Estado a la Iglesia.
              Artículo 7º. Confederación. Siendo Bizcaya por su raza, su lengua, su fe, su carácter y sus costumbres, hermana de Álava, Benabarra, Guipúzcoa, Laburdi, Navarra y Zuberoa, se ligará o confederará con estos seis pueblos para formar el todo llamado Euskalerría, pero sin mengua de su particular autonomía. Esta doctrina se expresará en el principio siguiente: Bizcaya libre en Euskeria libre.
              Artículo 8º. La Confederación euskeriana se hará constituyéndose por voluntad libe y expresa de todos y cada uno de los Estados vascos y teniendo todos los mismos derechos...
              Artículo 9º. Las bases necesarias para que la unidad nacional sea sólida y duradera son: unidad de raza en lo posible; unidad católica.
              Artículo 10º. Las bases esenciales que se desprenden de la igual libertad e idénticas facultades con que los Estados vascos concurrirán a la unión son: libertad para separarse, igualdad de deberes y derechos e idénticas obligaciones.
              Artículo 11º. Una vez establecida la Confederación, dentro de ella tendrán siempre todos los Estados los mismos derechos e idénticas obligaciones.
              Artículo 12º. La Confederación no les ligará más que en el orden social y en el de las relaciones con el extranjero, permaneciendo en los otros con la misma absoluta independencia tradicional.
              Artículo 13º. Todos los artículos de este Título 1º [...], son irrevocables.
              SABINO ARANA, Programa original del Bizcai-Buru-Batzar (Consejo Provincial Vizcaíno), 1895


                Gallegismo y valencianismo


                En todos los casos se diferencian de los anteriores en que no fueron nacioalistas sino regionalistas y tuvieron mucho menos apoyo popular.  

                Gallegismo. A mitad del siglo XIX, nace un movimiento de carácter cultural que reivindica el uso del gallego, que en ese momento estaba limitado al ámbito rural. Al renacimiento de la literatura gallega se le llamó Rexurdimento, ejemplo de ello fue Rosalía de Castro

                Valencianismo monárquico conservadorLa Renaixença en Catuluña influye en la aparición del surgimiento de la Renaixença valenciana. Representantes fueron los escritores Teodor Llorente (conservador) y Constantí Llombart (liberal). Ambos participan en la fundación de Lo Rat Penat en 1878 asociación cultural que fomenta las tradiciones y la lengua valenciana intentándolas diferenciar de las catalanas.











                Republicanos divididos y debilitados

                • Republicanos intransigentes (Partido Republicano Progresista), que tienen como líder a Ruiz Zorrilla. Intentaron golpes de Estado en el 83, 84 y 86 pero fracasaron. Tras el sufragio universal (90) se integraron en el sistema y obtuvieron diputados en el 91 y 93. Tras la muerte de Zorrilla (95) abandonan la colaboración con el sistema por su fraude.
                • Republicanos federales (Partido Republicano Federal), que mantuvieron a Pi y Margall como dirigente. En 1886 llegó a ser diputado. Tras su muerte el partido se fue desplazando ideológicamente hacia el catalanismo y perdió la poca relevancia que tenía.
                • Republicanos reformistas (Partido Reformista Republicano) centralistas y contrarios al federalismo con Nicolás Salmerón que fue diputado desde 1886.
                • Republicanos posibilistas (Partido Demócrata Posibilista) con Emilio Castelar, de ideología liberal acabaron integrándose en el partido liberal de Sagasta.
                Otros grupos y escisiones del partido liberal en torno a personalidades políticas concretas:
                • Romeristas, seguidores de Vicente Romero, antiguo liberal
                • Cassolistas, seguidores de Manuel Cassola, antiguo miembro del partido liberal
                • Martistas, seguidores de Cristino Martos, antiguo liberal, que luego se hizo republicano y después de nuevo liberal. 



                Castelar acepta el sistema de la restauración (1881)
                Hemos entrado en un nuevo período político. El ministerio presidido por Cánovas había prestado relevantes servicios, terminando la guerra civil en España y en Cuba. Pero no había sabido coronar el orden alcanzado por los sacrificios de todos, con la libertad de todos. Y la nación, a pesar de sus desgracias históricas, ama los principios liberales. Y debo decirle que el señor Sagasta los aplica con sinceridad y con deseo de no asustarse de los inconvenientes que consigo traen. Ha colgado la Ley de Imprenta en el Museo Arqueológico de las leyes inútiles; ha abierto la Universidad a todas las ideas y a todas las escuelas; ha dejado un amplio derecho de reunión que usa la democracia según le place y ha entrado en un período tal de libertades prácticas y tangibles que no podemos envidiar cosa alguna a los pueblos más liberales de la tierra. Nosotros, si sabemos mantener la paz pública y el orden regular en las calles y en los campos, nada, pero absolutamente nada podemos temer ya por nuestras libertades. Bien es verdad que para todo esto era necesario cambiar la complexión revolucionaria de la democracia española en complexión pacífica y legal. A esta obra me he consagrado desde 1874
                EMILIO CASTELAR, Discursos parlamentarios, 1881

                Gran depresión de 1873- 96

                España ya había sufrido una crisis financiera (hundimiento de la bolsa) en 1866, fue uno de los factores de la Revolución Gloriosa. A partir de 1873 la crisis financiera mundial se extiende y acaba llegando a España:  
                • Crisis de superproducción: perdida de beneficios de empresa industriales y de beneficios tanto de la industria textil como de la  exportación agrícola. Este se debió a: 
                  • La oferta de productos agrícolas había crecido mucho, así que por la ley de la oferta y la demanda se hunden los precios.  
                  • El aumento de la producción y de los intercambios comerciales  internacionales en los últimos años había aumentado de la competencia entre países industriales y productores. 
                • Crisis bursátil: "Pánico del 73" especulación ferrocarril.  En mayo se hunde la bolsa de Viena por sus inversiones en este sector, en septiembre se hunde un banco de Filadelfia (EEUU) por la misma razón. Se contagia a la bolsa de Nueva York que se hunde. Se extiende: 
                  • A otros sectores, sobre todo el agrícola también afectado por la superproducción
                  • A otros países sobre todo en Europa
                  • Consecuencias: 
                    • Fin de supremacía económica inglesa que pasa a EEUU y Alemania.
                    • Descubrimiento y difusión de nuevas fuentes de energía (electricidad y petróleo), nuevas técnicas (motores eléctricos, radio), nuevos sectores industriales (química y electricidad) o nuevas formas de organización de la industria (carteles o “trust”)  vuelta al proteccionismo. 
                    • En España empeoramiento de las condiciones de los obreros y de los campesinos 
                • Gran Depresión 1873-96. Período de problemas económicos derivado de la crisis. Finaliza así la Segunda Fase de la Revolución Industrial (1850-73) 

                  Barrio de las Injurias en Madrid, finales del siglo XIX o inicios del XX

                  Primeras reformas sociales


                  Legalización de las asociaciones obreras y primeros intentos de solucionar el problema social
                  • Desde 1875 las asociaciones obreras son ilegales.
                  • 1881-88. Sagasta vuelve a legalizar los sindicatos. Se crean varios sindicatos anarquistas que se asocian en la FTRE (Federación de trabajadores de la región española). Predominan en Cataluña (obreros) y en Andalucía (campesinos). La FTRE Se disuelve cuando expulsan a los partidarios de las medios violentos (tras sucesos de la Mano Negra).
                  • En Alemania el gobierno conservador decide hacer reformas sociales para mejorar las condiciones de los trabajadores y frenar la popularidad del movimiento obrero: Ley de Seguro de enfermedad (1883) Ley de Seguro del accidente de Trabajo (1884) y el Seguro contra la Invalidez y la Vejez (1889)
                  • Desde 1883-1903 en España actúa la Comisión de Reformas Sociales creada por el liberal Segismundo Moret con el fin de buscar soluciones al problema social y hacer propuestas legislativas para mejora el nivel de vida de los obreros. Se limita a hacer informes. 


                  Todos las asociaciones y sindicatos que formaban el movimiento obrero se habían mantenido unidas EN la I Internacional (AIT) o Asociación Internacional de Trabajadores (1864-72). En 1871 protagonizaron la revolución de la Comuna de París que fue duramente reprimida. En 1872 se rompe la unidad del movimiento obrero con la división en dos la posibilidad de presentarse a las elecciones: 
                  • Bakunistas o anarquistas. Consideran que para liberar a las clases oprimidas había que hacer la revolución mediante una gran huelga general y que luego no debía crearse ninguna estructura política jerárquica, sino que las decisiones se debían tomar mediante asambleas. Es decir, que los Estados deben organizarse igual que los sindicatos.  Los anarquistas eran partidarios de usar como medios únicamente los sindicatos y las huelgas. Rechazan participar en la democracia burguesa por fraudulenta y por ser una manifestación del autoritarismo del capitalismo.
                  • Marxistas o socialistas. Consideran que para liberar a las clases oprimidas  había que hacer la revolución y apoderarse del estado. Consideran que después de la revolución sí que debe mantenerse una estructura política jerárquica en la que el poder político estaría en manos del proletariado. Eran partidarios de usar como medios, ademas de los sindicatos, partidos políticos que se presenten a las elecciones.

                  Masacre de Haymarket (1886) y los mártires de Chicago (1887)

                  Desde el comienzo de la crisis del 73 aumentó paro, se bajaron los salarios y se aumentaron las horas trabajadas. Esto hizo que aumentaran las manifestaciones que son ilegales y por ello duramente reprimidas. En 1884 se reunieron sindicatos socialistas y anarquistas de USA y deciden hacer ellos la reforma laboral y reducir la jornada a 8 horas: 8 trabajo, 8 ocio, 8 sueño. Aunque oficialmente ya había una ley desde 1868 que marcaba 8 horas, no se aplicaba por las clausulas que permitían ampliarlo a 18. 
                  • Dan 15 meses a las empresas para que lo acepten o hacen huelga en esas empresas. Muchas acceden para evitar las huelgas, otras lo hacen cuando empiezan las huelgas en 1886.  
                  • Pero en Chicago la huelga de 1º de mayo fue masiva y casi total por las malas condiciones laborales durando varios días. El 4 de mayo hubo enfrentamientos entre huelguistas y la policía: 
                    • Primero carga policial 6 muertos (2 mayo). 
                    • Dos días después el la plaza de Haymarket a bomba mata a 6 policías
                    • Nuevas cargas con el resultado de 38 huelguistas muertos. 
                    • En el 87 Se enjuicia a un grupo de dirigentes anarquistas de la huelga que no tenían relación con el atentado. Se condena a la horca a 5, y 3 cadena perpetua:  los mártires de Chicago
                  • Ese 1889 la II Internacional Socialista declaró ese día como día de los trabajadores. 
                  • En 1993 la justicia americana reconoce que el juicio fue injusto ya que los testigos habían sido comprados para que declararan y libera a los presos. 

                  Anarcosindicalismo y anarco-tiranicidio

                  1878 y 1879. Hubo intentos de atentados contra Alfonso XII al mantener la ilegalidad de las asociaciones obreras. El primero por parte del anarquista Juan Oliva. Esta estrategia se llama "propaganda por el hecho"  ya que hacen pública su oposición a los "tiranos" mediante una acción.

                  En 1881 los anarquistas rusos atentan con éxito contra el zar Alejandro II. Pero en España la situación es diferente. En 1881 se legalizan las asociaciones obreras, además se amnistía a los acusados de la revolució del Petroli (se explica en esta página). Los anarcosindicalistas, desde ese momento, rechazan el anarco-tiranicidio. Pero seguirán existiendo actos individuales como represalia o venganza.   Se sigue el modelo del Petrolio: manipulación mediática (exagerando actos violentos e inventando las causas) y judicialización de la ideología (encarcelando a todos los anarquistas, sean o no violentos). Ese mismo año, tras una crisis de subsistencia en Andalucía, se producen revueltas campesinas. La policía se inventa el caso de la “Mano Negra” y se encarcela a miles de anarquistas. Aunque la FTRE rechaza el terrorismo ahora que es legal, los medios de comunicación identifican a los anarquistas con el terrorismo.

                  La espiral acción/reacción, nos lleva desde el intento de atentando de Martínez Campos al de Cánovas del Castillo
                  1. 1888. El ejército dispara contra una manifestación y mata a 200 personas que  protestaban por las emanaciones toxicas de las minas a cielo abierto de Riotinto: la matanza de Ríotinto. Ese año es conocido como el año de los tiros
                  2. 1893
                    • Martínez Campos interviene en la represión de las revueltas campesinas de Jerez de 1892 y en la ejecución de varios anarquistas.
                    • Atentado de Paulino Pallás contra el Martínez Campos, gobernador militar de Cataluña, Fracasa, se le detiene y es ejecutado. 
                    • Como represalia a la ejecución de Paulino, otro anarquista lanza una bomba en el teatro del Liceo, donde se concentraba la burguesía que apoyaba la actuación de Martínez Campos (22 muertos).
                    • En la represión que sigue se ejecuta al culpable y se aprovecha para encarcelar a otros anarquistas.
                  3. 1896. Como represalia al enjuiciamiento de los anarquistas se produce el atentando de la Procesión del Corpus con 11 muertos. Ese año sentencia a los anarquistas presos en los denominados Procesos de Montjuit: se fusila a 5 anarquistas y se encarcela y tortura a centenares, la mayoría sin relación con el atentado. 
                  4. 1897. Como consecuencia de los procesos de Montjuit, Michele Angiolillo asesinó a Antonio Cánovas del Castillo, al considerarlo el responsable político de estos juicios.

                  EL IDEARIO ANARQUISTA, 1892
                  El asalariado, de hecho, reduce al hombre política y económicamente a la esclavitud, porque no sólo coloca al obrero bajo la dependencia del capitalista, sino que además implica un despojo, puesto que el capitalista detenta naturalmente, para enriquecerse, el producto del trabajo de todos en beneficio exclusivamente suyo. Si así no fuera, ocurriría que a la par que aumentase el capital de un industrial, se verían aumentar también y al mismo tiempo los capitales de sus obreros; y lo que ocurre es precisamente lo contrario, pues que a la par que crecen las riquezas de la burguesía crece también la miseria de los trabajadores. [...]
                  Por consecuencia obligada de las anteriores premisas, queremos los anarquistas, de acuerdo con los principios elementales de la justicia, igualdad de condiciones económicas para todos los hombres, lo que sólo puede alcanzarse poniendo a disposición de las colectividades productoras la tierra y los instrumentos del trabajo industrial, para que utilizándolos aquéllos directamente atiendan a las necesidades propias y a las generales del cuerpo social por los medios y procedimientos que juzguen más adecuados. [...]
                  Queremos [...] que la vida social se organice de abajo a arriba, por contratos con individuos e individuos, y contratos entre asociaciones de oficio y asociaciones de oficio, como primer elemento constituyente del porvenir. Queremos el contrato de momento, siempre revisable y reformable, que dure tanto como dure su objetivo y la voluntad de las partes contratantes. No queremos, en fin, que las formas orgánicas de la sociedad se petrifiquen, viniendo a constituir así una rémora al progreso, y por eso nuestro principio fundamental de acción para todos los individuos y para todas las colectividades.
                  Que todo el mundo disponga de los medios necesarios para trabajar y desenvolverse; [...] que la más completa libertad permita a todos obrar y producirse en las más diversas relaciones sin coacción alguna externa; que todos puedan asimismo concentrarse libremente, libremente buscarse y pactar para hacer agradable la vida, y veréis surgir, como coronamiento de este hermoso edificio, la solidaridad universal de los humanos, la fraternidad verdadera, el bienestar universal. Una sociedad fundada en la igualdad de condiciones y la libertad más completa, hará hermanos a todos los hombres y la generosidad y los sentimientos de solidaridad se producirán esplendorosos para remediar todos los males y suplir todas las deficiencias. [...]
                  Esto es, en suma, lo que queremos, la transformación que buscan gran número de trabajadores, el ideal novísimo del proletariado anarquista.
                  La Cuestión Social, Valencia, 28 de mayo de 1892

                  Atentado del anarquista Paulino Pallás contra el general Martínez Campos


                  Los socialistas, atizando el odio de los indigentes contra los ricos, tratan de acabar con la propiedad privada de los bienes, estimando mejor que, en su lugar, todos los bienes sean comunes y administrados por las personas que rigen el municipio o gobiernan la nación. Creen que con este traslado de los bienes de los particulares a la comunidad, distribuyendo por igual las riquezas y el bienestar entre todos los ciudadanos, se podría curar el mal presente. Pero esta medida es tan inadecuada para resolver la contienda, que incluso llega a perjudicar a las propias clases obreras; y es, además, sumamente injusta, pues ejerce violencia contra los legítimos poseedores, altera la misión de la república y agita fundamentalmente a las naciones.
                  (...)
                  Los socialistas lo pretenden, es verdad, pero todo es vana tentativa contra la naturaleza de las cosas. Y hay por naturaleza entre los hombres muchas y grandes diferencias; no son iguales los talentos de todos, no la habilidad, ni la salud, ni lo son las fuerzas; y de la inevitable diferencia de estas cosas brota espontáneamente la diferencia de fortuna. 
                  (...)
                  El principal es que debe asegurar las posesiones privadas con el imperio y fuerza de las leyes. Y principalísimamente deberá mantenerse a la plebe dentro de los límites del deber
                  CARTA ENCÍCLICA RERUM NOVARUM  DEL SUMO PONTÍFICE  LEÓN XIII 1891

                  El socialismo marxista y los partidos socialistas

                  El socialismo marxista tiene como punto de partida las ideas de Marx, pero luego se enriquece con la aportación de otros pensadores marxistas modificando al propio Marx. Ideas principales: 
                  • Lucha de clases. Idea marxista que dice que la interacción o dialéctica entre clases sociales es el motor de la historia.
                  • Revolución inevitable por la acumulación del capital. En el sistema capitalista, las diferencias sociales irán aumentando por  la existencia de plusvalía  (beneficio acumulado, descontando el coste de producción). Los capitalistas irán aumentando sus capitales hasta que el sistema colapse por falta de demanda, entonces se producirá la revolución obrera.
                  • Los socialistas se organizan en torno a partidos socialistas y en sindicatos socialistas, a diferencia de los anarquistas que solo tienen sindicatos porque rechazan la organización estatal. Aspiran a convertirse en  dirigentes del Estado como representantes de la clase social de los obreros cuando estos protagonicen la revolución que les llevará a la emancipación (liberación de la opresión). La II internacional socialista (1889-1914) es una alianza de todos los partidos socialistas del mundo. 
                  •  En 1879 en España se fundó el PSOE, y en 1888 el sindicato de la UGT. Su difusión se produjo tras las crisis del 1898. En 1910, Pablo Iglesias entró en el congreso como diputado. En España el socialismo tuvo una gran influencia del pensamiento krausista, un humanismo laico. 
                  La tardanza en el colapso del sistema, llevará al división del socialismo marxista:
                  • Reformistas. Algunos marxistas (Berstein) asumen que el capitalismo va a sobrevivir más tiempo del que se pensaba, por ello defienden la consecución de mejoras en las condiciones de vida de los obreros mediante la actividad parlamentaria.  
                  • Revolucionarios. Rechazan el reformismo por considerar que retrasa aun más el momento de la revolución, y explican el motivo del retraso por la fase imperialista del capitalismo (Rosa Luxembrugo, Lenin). 

                  DISCURSO DE PABLO IGLESIAS
                  A todos los ciudadanos interesa el disfrute de las libertades políticas, pero los que más la precisan son los trabajadores, los asalariados.
                  Para éstos, la carencia de dichas libertades es un grave mal, y la limitación de ellas un serio obstáculo.
                  La defensa de sus intereses, la propaganda de sus aspiraciones e ideales, la organización de su clase, requieren un amplio y continuado ejercicio de los derechos individuales.
                  Si no tienen libertad para escribir, ¿Cómo pueden utilizar los obreros que posean condiciones para ello la prensa y los demás medios de publicidad, con el fin de que sus compañeros conozcan las ideas que han de mejorar hoy su estado y las que han de redimirlos mañana? […]
                  Sin el derecho de reunión, ¿Qué propaganda oral pueden hacer los trabajadores? ¿Cómo llevar a sus compañeros del campo, analfabetos en su inmensa mayoría, la educación societaria y socialista que necesitan para defender con acierto sus intereses del momento y para acometer la obra de su emancipación? […]
                  Y lo que decimos de las libertades mencionadas decimos del derecho de manifestación, del derecho a la huelga, del derecho al voto y de cuantos gozan hoy los pueblos más adelantados.
                  IGLESIAS, PABLO. “lo que más importa. Las libertades políticas y los trabajadores”

                  La carga del pintor Ramón Casas 1899


                  La guerra de Cuba (95-98) 

                  Causas:
                  • El incumplimiento de las promesas tras la Paz de Zanjón, habían decepcionado a muchos oligarcas cubanos, los del partido patriota. Otra facción de oligarcas cubanos, el partido español, se opuso al auto-gobierno por miedo a que las reformas se extendieran a lo social y eso supusiera pérdidas económicas. 
                  • El arancel proteccionista del 91 perjudicaba a los terratenientes cubanos que vendían, sobre todo, a EEUU. Cuba era el principal exportador de azúcar del mundo además tenía plantaciones de café y tabaco. El 88% de sus ventas van a EEUU.
                  • La propuesta de autonomía de Cuba que hace Sagasta en el 95 es rechazada por las cortes por presión de los cubanos del partido español. Ese fue el desencadenante que provocó una nueva sublevación. 
                  Reclutas alicantinos del cuartel de La Princesa embarcan hacia Cuba en 1896


                  Fase cubana
                  • Guerra del 95 o Guerra de independencia cubana, desde 1895. Los independentistas/patriotas habían aumentado su apoyo porque los gobiernos de la restauración no habían concedido el auto-gobierno prometido.
                    • El patriota José Martí organiza la sublevación, tiene éxito en la zona oriental. Por toda la isla atacan los mambises (guerrilleros independentistas/patriotas). Igualmente los patriotas filipinos se sublevan, pero con menos fuerza.
                    • Para aislar a los mambises, el ejército español construye líneas fortificadas llamadas trochas (murallas, trincheras y torres), pero los mambises las atraviesan.
                  • Gobierno conservador de Cánovas (1895-97)
                    • Endurecimiento de la Guerra de Cuba. Desde la Península se envía al general Weyler. Aunque contaba con 200.000 hombres. Las enfermedades y la falta de equipo (carecían de botas) provocaban la mayoría de las bajas. Weyler decide controlar las zonas rurales encerrando a su población en zonas fortificadas que eran campos de concentración: la reconcentración. El resultado fue la pérdida de cosechas y la hambruna. No consiguió vencer al ejército rebelde y la facción española perdió popularidad en Cuba.
                  • Muerte de Cánovas, Sagasta vuelve al poder (1897-02, muere en 1903)
                    • Giro en la Guerra de Cuba. Con la llegada de Sagasta, se destituyó a Weyler (fin de la reconcentración) por Ramón Blanco, más diplomático. Se intentó solucionar concediendo amplia autonomía a Cuba y Puerto Rico (1897), reformando el arancel para que no sea tan perjudicial pero los patriotas siguieron la guerra. Además en Filipinas la sublevación se había controlado.

                  Soldados españoles en Cuba


                  Guerra contra EEUU

                  Guerra del 98. Intervención de EEUU, guerra y derrota.
                    • El presidente de EEUU McKinley, había desplazado su flota del Pacífico a Hong Kong (cerca de Filipinas) y su flota del Atlántico cerca de Cuba. Su flota la dirigía Theodore Roosevelt, que será presidente de 1901-1909.
                      • Febrero 98. Explosión en el acorazado Maine cuando estaba anclado en el puerto de La Habana durante una visita. Ramón Blanco ofreció colaboración para investigar. Una comisión española estableció que había sido una explosión interna por el combustible, ofreciendo pruebas. 
                        • Medios americanos hacen una campaña acusando a España de ser la responsable de la explosión y de la muerte de 266 marinos americanos. Uno de los periodistas que participó en la campaña, Pulitzer, reconocía en privado que España no tenía nada que ver.
                          • La comisión de investigación americana estableció que había sido una mina española, a partir de pruebas menos consistentes. El gobierno de McKinley aprovechó para dar un ultimátum: o venden la isla por 300 millones de dólares o declaran la guerra a España. España no vende y se rompen las relaciones con EEUU.
                          • Muchos gobernantes y altos mandos militares sabían que la guerra no se podía ganar pero el gobierno prefirió una derrota a la crisis que supondría aceptar las condiciones norteamericanas. 
                            • En España una ola de patriotismo se extendió por el país, azuzado por medios de comunicación proclives. La mayoría de los españoles pensaban que íbamos a ganar fácilmente la guerra.
                              • El ejército americano desembarcó apara apoyar a los mambises, sin embargo la guerra se decide en el mar. Los buques americanos, a diferencia de los españoles, tenían blindaje de acero y cañones de largo alcance.
                                  • Batalla de Cavite, tras una hora de cañoneo destrucción de la flota española del Pacífico, al mando del almirante Patricio Montojo, por la flota americana al mando de George Dewey. Ambos marinos y sus descendientes mantuvieron una relación de amistad. 
                                    • Batalla de Santiago de Cuba, destrucción de la flota española del Atlántico tras varias horas de cañoneo. 350 marinos españoles muertos y cerca de 2.000 prisioneros. Una sola víctima americana por un accidente. Dirigía la flota española el almirante Cervera.
                                    • Con sus fuerzas de tierra aisladas y sin suministros, España negocia la redención en la Paz de París.
                                    • España reconoce la independencia de Cuba, pero bajo protección de EUU. Acepta a cambio la humillante suma de 20 millones de dólares.
                                      • Cuba conseguirá la independencia oficial en 1901, pero en la práctica era un protectorado. La enmienda Platt en su constitución permitía la intervención armada de EEUU cuando lo considerara.
                                        • EEUU se quedó con Puerto Rico (donde no existía ningún movimiento independentista relevante), Filipinas y la isla de Guam. Por ello comenzó poco después la guerra filipino-estadounidense (1899-1902) en la que EEUU vence a los patriotas/independentistas filipinos.
                                          • Las otras islas que tenía España en el Pacífico (Marianas, Carolinas y Palaos) las vendió a Alemania.
                                          • Sitio de Baler. Un destacamento español aislado en una aldea filipina sufrió el asedio de los filipinos pero no se rindió incluso después de la finalizada la guerra ya que pensaban que les estaban engañando. 

                                            Destrucción de la flota del almirante Cervera en la batalla naval de Santiago de Cuba, 3 de julio de 1898, cromolitografía por Xanthus Russell Smith (1839-1929) publicada por J. Hoover & Sons. Fuente


                                            Crisis del 98


                                            Consecuencias de la derrota militar 
                                            • España perdió cerca de 50.000 hombres, la mayoría por enfermedades y casi todos de clase baja. Las pérdidas humanas se une al golpe de realidad que supuso la derrota. Esto convirtió en antimilitaristas a la mayoría de los españoles de clase baja. el rechazo a la guerra se unió a las reivindicaciones del movimiento obrero. Por eso habrá nuevas revueltas cuando comience la guerra de África.
                                              • Actitud pesimista. La conmoción por el inesperado fracaso militar llevó a  una crítica al atraso de España y a una profunda reflexión sobre el sentido de España, a la que identifican con Castilla, sus valores y su papel en la historia y en el mundo del momento. No era la primera potencia que creían. En el momento en el que el resto de países europeos ha creado sus propios imperios, España lo pierde.
                                              • Dentro de esta actitud pesimista, surge la llamada “generación del 98” cuyos principales representantes son Unamuno, Machado, Baroja, Valle Inclán, Azorín, Maeztu.... aunque manifestarían posturas políticas muy diversas, se caracterizarán por buscar razones a ese atraso
                                                  • Esta actitud cristalizó en una corriente intelectual conocida como  regenaracionismo. Se critica a los políticos por incompetentes y corruptos, a los valores tradicionales contrarios al progreso, al peso de la Iglesia, etc.

                                                  CRISIS DEL 98
                                                  España había experimentado, en 1898, la derrota en una guerra colonial que liquidó los últimos restos del Imperio americano. En lugar de interpretarlo como un síntoma de los nuevos tiempos que vivía el mundo, como un avance de lo que ocurriría con los demás imperios europeos medio siglo más tarde, las clases medias y altas cultas, y el mundo intelectual en su conjunto, se sumieron en estado de shock y bautizaron a aquella derrota como el “Desastre” por antonomasia, lo cual les llevó a expresar dudas sobre la identidad nacional o, peor aún, sobre la calidad de la “raza” en sí misma. ¿Eran los españoles europeos (“éramos”, diría alguno; pero mejor es que el historiador evite las retroproyecciones), es decir, pertenecían (“pertenecíamos”) a las “razas” superiores, al selecto club de pueblos civilizados, o los restos de sangre africana que corrían por las venas españolas eran la causa de una inferioridad que podría algún día terminar en el aniquilamiento? […]
                                                  Ahora se veía la situación con claridad meridiana: “Creíamos ser un gran imperio y resulta que no somos nada”, resumió Ramón y Cajal, para quien el país estaba como despertando de un sueño fantasioso para enfrentarse a la dura realidad. […]
                                                  La esperanza se cifraba ahora en la “regeneración”, que había sido el grito alzado unánimemente tras la breve fase depresiva vivida en el verano y otoño de 1898.
                                                  Álvarez Junco, J. “Prólogo” del libro de Fuentes Codera, M. España en la I Guerra Mundial. Una movilización cultural



                                                     


                                                    Notas al pie 

                                                    (1) Tal y como defiende el historiador José Álvarez Junco en  Dioses útiles. Naciones y nacionalismos (2016). En esta entrada explico los diferentes tipos de naciones y nacionalismos siguiendo el análisis del materialismo filosófico. 
                                                    (2)  Benoît Pellistrandi Escribir la historia de la nación española, proyectos y herencia de la historiografía de Modesto Lafuente y Rafael Altamira (1997). En la Fundación Dialnet


                                                    Para saber más:

                                                     

                                                    Visita otra página de esta web:
                                                    TEMA SIGUIENTE:
                                                    Economía y sociedad durante el siglo XIX 

                                                    Tú también puedes participar con un comentario avisándome de algún error o haciendo una sugerencia. Muchas gracias
                                                    ...

                                                    4 comentarios:

                                                    1. Buenísimo!! Mil gracias

                                                      ResponderEliminar
                                                    2. Un trabajo increible y muy útil para el alumnado y profesorado, como yo😉. En el valencianismo, la asociación es Lo Rat Penat, supongo que error tipográfico.

                                                      ResponderEliminar
                                                    3. Molt bona ajuda per a l'alumnat i professorat com jo😉. En el valencianisme és Lo Rat Penat, supose que és una errada tipogràfica.

                                                      ResponderEliminar
                                                    4. Hola Lluïsa, moltes gràcies pel teu comentari i per l'avís, ja està corregit.

                                                      ResponderEliminar

                                                    Muchas gracias por comentar, hacer sugerencias o por avisarme de algún error. Normas para comentar:
                                                    1. No respondo a preguntas que te haya hecho tu profesor. La ayuda que te ofrezco es este blog.
                                                    2. No se permiten comentarios inapropiados ni spam (publicidad) de sitios que no sean educativos, pero sí enlaces a webs o blogs que tengan contenidos relacionados con la temática de la entrada.
                                                    3. Sin errores gramaticales deliberados.
                                                    4. Usa un nombre para poder referirme a alguien en mi respuesta



                                                    Escribe tu email y recibirás un aviso cada dos meses con las novedades en Profesor de Historia, Geografía y Arte tanto los nuevos contenidos, como las ampliaciones de entradas antiguas.




                                                              
                                                    Subir